La Selección Española: ¿Cuáles son los posibles cambios en el once ante Italia?

Luis Enrique plantea el partido frente a Italia tratando de buscar la mejor combinación para llegar a la final.

La Selección Española: ¿Cuáles son los posibles cambios en el once ante Italia?
Leer más
Leer más

Ya se ha dicho muchas veces que Luis Enrique es un entrenador y seleccionador atípico. Una de las muestras de ellos es que, en el tiempo que ha sido director de la Selección (28 partidos desde 2018, con la ausencia personal de casi un año), no ha repetido nunca el mismo equipo titular. Y parece que tampoco ocurrirá en el encuentro de mañana.

Después de otro partido agónico lleno de vaivenes emocionales, La Roja logró el pase a semifinales con una actuación heroica de Unai Simón, salvando dos penaltis en la tanda definitiva. Los suizos, con un hombre menos desde el minuto 77, supieron plantar cara al combinado nacional.

Ahora llega Italia, y los aficionados no han tardado en recordar la final de 2012 que terminó 4 – 0 y nos dio ese tercer título consecutivo, irrepetible hasta ahora. Aunque quizá lo que mejor recuerde Luis Enrique es aquel codazo de Tassoti en el Mundial de 1994. Quizás la venganza llegue más de 25 años después.

Pero el asturiano no podrá saltar al terreno de juego, y contará con sus jugadores para llevar a España otra vez a lo más alto. Y parece que la zona defensiva será la que sufra cambios de nuevo, ya que se trata de la línea de jugadores que menos garantías ha demostrado durante el campeonato.

Laporte ha jugado todos los partidos, y parece que será un fijo también contra los azzurri, por lo que el damnificado puede ser Pau Torres. No tuvo el mejor de sus partidos frente a los helvéticos, y Èric García tiene posibilidades de ocupar su lugar en la zaga. “La edad que tiene no hace justicia a su personalidad. Es muy inteligente, sabe cuándo se tiene que anticipar o hacer coberturas. Tiene una proyección brutal” decía Luis Enrique del chaval.

Otro sustituto habrá que buscar para Pablo Sarabia, que llega con una pequeña contractura muscular después de ser titular en tres partidos seguidos. Dani Olmo puede ser el candidato perfecto, pero es complicado saber qué estará maquinando el seleccionador para presionar y derrotar a un equipo que solo ha recibido dos goles en cinco partidos.