La anécdota de Messi con Zabaleta: Se quedaba dormido en el coche

El exjugador bonaerense compartió tres años en la ciudad de Barcelona con Leo Messi.

La anécdota de Messi con Zabaleta: Se quedaba dormido en el coche
Leer más
Leer más

El flamante campeón de la Copa América (y uno de los posibles candidatos al Balón de Oro) ya está de vacaciones. En estos momentos se están terminando de cerrar todos los flecos de su nuevo fichaje por el FC Barcelona, durante cinco años, o al menos eso dicen los rumores. Pero hoy queremos remontarnos mucho más atrás.

Corría el año 2005 y un jovencísimo Leo Messi de 18 años ya empezaba a despuntar en el Barça. Justo en aquella temporada, Pablo Zabaleta aterrizó en la ciudad condal procedente de Argentina, para jugar en el Espanyol. Tres años vestiría la zamarra “perica”, y durante ese tiempo fue inseparable de los Messi.

Cuenta Zabaleta en una entrevista que pasaba mucho tiempo en casa de Jorge Messi (el padre) y Leo, ya que vivía solo y apenas cumplía un par de años más que Lionel. Siempre que Pablo llegaba a recoger al pequeño Messi para salir a alguna fiesta o tomar algo, Jorge le pedía que le cuidase, pues ya empezaba a ser conocido.

Lo curioso es que, al montarse en el coche, pocas eran las veces en las que Leo no se quedaba dormido en el asiento del copiloto. Cuenta Zabaleta que, mientras conducía, se ponía a pensar en que aquel jovencito adormilado costaba más de 80 millones de euros para cualquier club que se interesase. “¿Sabés lo que era para mí?" decía en la entrevista.

Zabaleta siguió jugando hasta el año pasado, después de una década en el Manchester City y tres años más en el West Ham United. Tenía ganas de pasar una temporada en la Serie A, pero el coronavirus y la falta de espectadores precipitaron su retirada.

Ahora nos queda saber qué ocurrirá con Messi, con el Barça, y con la cantidad de nombres que parece que tienen la puerta abierta para salir del club culé. En las próximas horas o días se irán desvelando los siguientes movimientos, en un verano muy concurrido para Joan Laporta.