La acción de Carrasco que casi cuesta una clasificación

El Atlético de Madrid afrontará la primera ronda de eliminatorias sin la posibilidad de contar con el belga.

La acción de Carrasco que casi cuesta una clasificación
Leer más
Leer más

La primera ‘bola de partido’ que se jugaba un equipo español terminó de manera positiva. El Atlético de Madrid lograba superar al Porto y se unía así al Real Madrid como representantes de nuestro fútbol para la siguiente ronda. Pero no todo salió como esperaba Simeone.

En un encuentro de alta intensidad, en la que ambos equipos todavía se jugaban mucho, las chispas saltaban después de cualquier roce. Y mucho más en la segunda mitad, cuando el reloj iba alcanzando poco a poco el minuto 90. Pero fue en el 67 cuando Yannick Carrasco vio tarjeta roja directa.

Para evitar un saque rápido de los portugueses, Carrasco coge el balón y recibe una recriminación de Otávio, al que se quita de encima de un manotazo. Una pérdida de papeles de un deportista profesional que poco le habrá gustado a su entrenador y que podría haber puesto en peligro al equipo colchonero, pues iban 0 – 1 todavía.

El colegiado, Clément Turpin, no dudó en mostrarle el camino hacia los vestuarios tras esa acción, como tampoco dudó en expulsar a Wendell apenas tres minutos después. Esto igualaba las fuerzas, más allá de las siguientes tarjetas rojas que se dirigían a los banquillos.

A pesar de haber solventado finalmente el partido, Simeone está a la espera ahora de la sanción que pueda caerle a su jugador. Y es que, según el Código Disciplinario de la UEFA, pueden caerle hasta “tres partidos o un período específico por agredir a otro jugador o persona presente en un partido”.

Esto significa que, además de la idea de los octavos de final, podría perderse la eliminatoria completa o incluso la idea de cuartos si el Atlético pasa de ronda. Recordemos, además, que en los estamentos UEFA no ha posibilidades de recurrir antes la Comisión de Ética y Disciplina, por lo que no tardaremos en conocer las consecuencias de esta “actitud antideportiva”.

El fútbol femenino afgano huye a Pakistán El fútbol femenino afgano huye a Pakistán