El detalle de Messi con un jugador del Reims que da la vuelta al mundo

Debutó el argentino con el PSG y todo el estadio del Reims se rindió ante ‘el 30’ más buscado de la liga francesa.

El detalle de Messi con un jugador del Reims que da la vuelta al mundo
Leer más
Leer más

Todos los aficionados al fútbol tenían ayer un ojo puesto en la ciudad de Reims. Unos suspirando por Mbappé (del que aún no sabemos nada) y otros viendo a Leo Messi debutar con su segundo club profesional a los 34 años. Pochettino ya avisó de que jugaría algunos minutos y así fue.

En la segunda parte, encarrilada para los parisinos con dos goles de la estrella francesa pretendida por el Real Madrid, tocaba volver los focos hacia Messi. Entraba en el minuto 66 en sustitución de su amigo Neymar, y el estadio (en el que, recordemos, jugaba de visitante) se vino abajo con su debut.

Hasta su nuevo compañero Ander Herrera hizo bromas minutos después en redes sociales con tal recibimiento. El cariño mostrado al rosarino fue tanto que comentó en Twitter: “Nunca me habían aplaudido tanto en un cambio”. Y es que era un momento para recordar y guardar por siempre en la memoria.

Quien no dudó en guardarlo en la memoria (pero de su teléfono móvil) fue Predrad Rajković, portero del Reims, que a pesar de sufrir los goles del PSG quería darse una alegría. Al finalizar el partido, se acercó a Messi y le pidió que se hiciese una foto junto a su hijo, al que llevaba en brazos.

Leo, tan tímido como suele ser en cuanto pita el árbitro, no tuvo ninguna duda en aceptar de buen grado la “foto del día”. Poco después, otros jugadores se acercaron a pedirle la camiseta, incluso unos aficionados rivales le invitaron a firmar una pancarta que recibía al astro argentino a la Ligue 1.

La llegada de Messi al Paris Saint-Germain no hace más que aumentar las posibilidades de que este equipo lo gane todo. Cuatro partidos ganados de los cuatro disputados hasta este primer parón por selecciones nacionales y, a falta de ver cómo concluye el ‘culebrón Mbappé’, los parisinos no pueden estar más satisfechos.