David De Gea, del niño que debutó en el Atlético al portero mejor pagado del mundo

A pesar de que De Gea no ha terminado de convertirse en un referente para la portería española, sí lo es en el Manchester United.

David De Gea, del niño que debutó en el Atlético al portero mejor pagado del mundo
Leer más
Leer más

David De Gea pasó a ser un futbolista muy importante desde bien joven. Con 18 años ya se hizo con la portería del Atlético de Madrid, sustituyendo al guardameta titular. Cinco años más tarde (2014) debutó en la Selección Española, siendo el relevo natural de Iker Casillas. Pero siempre le han rodeado las dudas, al menos desde España, y la final de la Europa League no hizo más que agrandar su desgracia.

A pesar de esto, De Gea fue traspasado al Manchester United tan solo dos años después de debutar con los colchoneros, y en 2011 se convirtió en el traspaso de portero más caro de la historia. Desde entonces, se ha ganado el cariño de los red devils y los altibajos no han sido tan pronunciados como ha querido vender la prensa de nuestro país… Hasta este año.

El 4 de marzo, David y su pareja Edurne se convirtieron en padres su primera hija, Yanay. El parto fue en Madrid, y De Gea tomó el permiso del club para pasar algo más de una semana con su familia. A la vuelta, Dean Henderson (segundo portero del United y quien le había sustituido) contaba con todo el apoyo de Solskjaer y sería titular el resto de la temporada, excepto un par de partidos finales sin trascendencia. Lo que ocurrió después, en la final de la Europa League, es una historia que ya conocemos.

De Gea como portero de la Selección Española

El principal factor que lastra su imagen en España es, posiblemente, ajeno a su control. Ya decíamos al principio que se trataba de la continuidad esperada tras Iker Casillas, algo a lo que incluso Vicente Del Bosque dio su bendición. De hecho, incluso estuvo en la preselección del Mundial de Sudáfrica 2010 que levantamos como campeones, pero fue uno de los jugadores descartados para la lista definitiva.

No fue hasta 2014, de nuevo en fechas mundialistas, que formó parte de la Selección Absoluta y, aunque debutó en los partidos preparatorios, no jugó durante el Mundial de Brasil. Sí lo hizo en la Eurocopa de Francia 2016 y en el Mundial de Rusia 2018, sumando 10 goles encajados en 8 partidos. Desde luego, no todos son culpa únicamente suya, pero son datos que no ayudan demasiado.

Más allá de sus actuaciones como guardameta, De Gea y Casillas comparten otro suceso. Era el verano de 2015 y el portero de Móstoles dejaba el club blanco camino al FC Porto. Keylor Navas sería quien comandaría la portería del Real Madrid, pero los ojos merengues estaban puestos en David De Gea. Seguro que el incidente del fax, llegando a las oficinas unos minutos tarde del 31 de agosto, sigue siendo recordado por muchos de los presentes. Keylor, con las maletas ya en el aeropuerto de Barajas para llegar a Manchester, tuvo que hacer el camino de vuelta y se quedó en el Real Madrid.

De Gea, el futbolista español mejor pagado

Desde entonces, parece que solo en territorio inglés ha sido feliz. De hecho, abandonó a su representante Jorge Mendes porque no tenía intención de moverse del club en el que lleva diez años y más de 400 partidos. Old Trafford siempre le ha apoyado, a pesar de los años irregulares que lleva viviendo el United.

Y esto también lo ha sabido valorar el club, que en septiembre de 2019 le ofreció una renovación de contrato por más de 22 millones de euros al año. Esto le ha valido no solo para ser el portero mejor pagado del fútbol, sino para amasar una fortuna por encima de los 50 millones de euros. Así se ha convertido en uno de los jóvenes de menos de 30 años más ricos del Reino Unido, y en el español con más dinero del país británico.

Ahora, tiene por delante una Eurocopa en la que su titularidad no está asegurada, para después volver a Manchester y ver si el club decido apostar por la juventud de Henderson o por el segundo capitán David De Gea.