Fimosis: operación, en niños, síntomas, circuncisión
Fimosis: operación, en niños, síntomas, circuncisión

Fimosis: operación, en niños, síntomas, circuncisión

La fimosis corresponde a un estrechamiento de la extremidad del prepucio. Aunque es muy común en los bebés, también puede aparecer en la edad adulta. Entonces necesita un tratamiento local o una operación.

Definición : ¿qué es la fimosis?

La fimosis corresponde a un estrechamiento de la extremidad del prepucio impidiendo que se descubra. Puede causar una inflamación entre el glande y el prepucio.

Causas de la fimosis

Se distinguen dos formas de fimosis dependiendo de la edad y de su aparición. La fimosis en bebés es un fenómeno común que afecta al 96% de los recién nacidos. No presenta ninguna complicación y desaparece de forma natural durante el crecimiento. De hecho, al crecer el prepucio se ablanda poco a poco, sobre todo durante las primeras erecciones.

La fimosis también puede existir en la edad adulta. Puede tratarse de una fimosis presente desde la infancia que ha persistido o como resultado de un traumatismo del prepucio que ha provocado un aumento de su extremidad (descubrimiento forzado, cicatrización…), de una enfermedad de la piel (liquen escleroso) o de una infección local. Esto no puede afectar a las personas circuncidadas.

Complicaciones de la fimosis

Muy a menudo la fimosis no es dolorosa pero puede provocar varias complicaciones si persiste durante un largo período. Entonces viene acompañada de dificultades para orinar cuando el prepucio está extremadamente apretado alrededor del glande. Esto se traduce por una hinchazón del prepucio que retiene la orina y un flujo muy débil durante la micción.

Además, se hace difícil mantener una buena higiene en el pene. Esto aumenta los riesgos de contraer una infección del glande o del prepucio. La piel se vuelve roja y sensible y la micción puede ser dolorosa.

Por último, la fimosis puede evolucionar en parafimosis en caso de descubrimiento forzado durante una erección o durante las relaciones sexuales. Entonces es imposible volver hacer que vuelva a su posición normal. Esto crea un estrangulamiento del glande por el anillo prepucial que se traduce por una hinchazón, dolores en el glande, así como una disminución de la circulación sanguínea. Esto se manifiesta por una coloración violeta en el extremo del pene.

Operación de la fimosis

Aunque la fimosis no es dolorosa, puede tratarse de manera local con la ayuda de una crema a base de corticoides. Algunos ejercicios también permiten ayudar a relajar el prepucio. Este tratamiento es bastante eficaz y suficiente en aproximadamente el 90% de los casos.

En los casos contrarios o en presencia de una parafimosis es necesario recurrir a la cirugía. La técnica utilizada es la postectomía, comúnmente llamada circuncisión. Se trata de extirpar el prepucio. La operación es rápida y se realiza bajo anestesia general o local dependiendo del caso. A continuación, la cicatrización dura entre dos semanas y un mes.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración