Correos pinta una España de colores solidarios en el Día de la Hispanidad

Tras un día de resaca patria, echamos un vistazo a las campañas de las diversas administraciones. En concreto, de Correos y su particular visión de España. ¿Crees que es real la imagen que transmite?

Correos pinta una España de colores solidarios en el Día de la Hispanidad
Leer más
Leer más

En plena crisis poscolonial, España ha vivido el más incierto Día de la Hispanidad. Hasta Joe Biden se ha unido a la corriente negativista de la presencia de los españoles (primero, otros europeos después), en tierras americanas (entendidas en su generalidad, desde Alaska hasta la Patagonia).

Aquí, en suelo patrio, unos ponen el dedo en el color de la bandera dibujada por la patrulla Águila; otros, en ensalzar la bandera rojigualda.

Las diversas instituciones han hecho su propia campaña para este día. Eso sí, la única que ha llamado la atención, por las imágenes y los mensajes, ha sido la de Correos.

2 minutos y una España ¿idílica?

El vídeo sigue la estela de las últimas campañas de la Lotería Nacional (que pronto también veremos, seguro). Toma a una ciudadana, en este caso una cartera que va en moto, como eje para mostrar la otra España.

La institución pública intenta desmarcar esa imagen de un país enfrentado políticamente e insolidario en algunos temas, y muestra relaciones intergeneracionales, cercanía de los trabajadores con la gente de la calle y la convivencia entre diferentes ideologías (ver parte final).

Por supuesto, no deja de resaltar el valor de sus empleados (públicos), que llevan la correspondencia allí donde se requiere.

Ha faltado, quizás, una mención a la renovación interna que ha sufrido Correos, siendo ya una de las ventanillas de muchos ciudadanos para hacer pagos como multas o gestiones con otras instituciones del Estado.

Al fin y al cabo, ¿quién mantiene el romanticismo de escribir una carta con la tecnología de hoy?

La reacción del público ha sido dispar, entre quienes alaban ese intento para que no todo sea negativo, a cierto buenismo que no siempre es fiel a la realidad. Pero sobre todo ha sido una oportunidad para criticar el servicio.