El principe Harry y Meghan Markle adoptan un perro

El principe Harry y Meghan Markle adoptan un perro

Hace apenas unos meses tuvo lugar la esperada boda real entre Harry y Meghan y ahora que los duques de Sussex comienzan a aclimatarse y adaptarse a los eventos oficiales como nueva pareja real nos han sorprendido con la gran noticia de que aumentan la familia.

Todos los medios han estado pendientes de los duques de Sussex desde que se casaron con la esperanza de que por fin nos comuniquen que han decidido ampliar la familia.

En el caso de Kate Middleton y el príncipe Guillermo, estos disfrutaron de dos años de casados sin hijos antes de lanzarse a la aventura de ser papás. Sin embargo, una vez que se lanzaron a vivir esta experiencia, los duques de Cambridge no han dejado que la diferencia de edad entre sus hijos sea muy grande. 

En 2013, Kate dio a luz al príncipe Jorge, su primogénito y tercero en la línea de sucesión al trono. Dos años más tarde, tuvieron a Charlotte y este año, en abril de 2018, la duquesa de Cambridge daba a luz a su tercer hijo, el príncipe Louis. Ya son familia numerosa pero todavía no se sabe si tendrán planificado buscar un hermanito o una hermanita para sus hijos.

La descendencia en la familia real es un hecho. De hecho, se presupone que cuando los príncipes se casan, al no ser que haya complicaciones, se van a quedar embarazados acto seguido para asegurar el legado del título nobiliario. En el caso de que el príncipe Harry y Meghan Markle tuvieran hijos, sería poco probable que estos llegaran a reinar, pero teniendo descendientes asegurarían la continuidad del título "duques de Sussex". 

La custodia de los hijos de los duques de Sussex

Desde que se casaron todos esperamos que la Casa Real anuncie oficialmente la feliz noticia. Mientras tanto, ha salido a la luz un dato curioso que afectaría a la descendencia del príncipe Harry y Meghan Markle. Y es que, en el supuesto de que tuvieran hijos, su custodia no les pertenecería. 

Esta ley fue establecida en la época del rey Jorge I, quien tenía una mala relación con su hijo el príncipe Jorge II. Con el objetivo de asegurarse una descendencia al trono, el rey Jorge I estableció esta norma por la que el o la monarca tiene la custodia de sus nietos y bisniestos

Así pues, es la reina Isabel II quien tiene la custodia del príncipe Jorge, la princesa Charlotte, el príncipe Louis y de los hijos de Harry, cuando los tenga. Aunque, según ha contado a Infobae la experta en la familia real británica Marlene Koenig, esto es solo una formalidad y la reina Isabel II nunca interferiría en la educación de sus bisnietos. 

La pasión de la familia real británica por los perros

Mientras que todos los medios esperábamos que el príncipe Harry y Meghan Markle nos comunicaran que esperan un hijo, este fin de semana nos han sorprendido con la noticia de la adopción de un animal de compañía

La pasión de la Familia Real británica por los perros es un hecho evidente. La reina Isabel II llegó a tener una largo linaje de corgis y sufrió mucho con la perdida de Susan, la corgi que había acompañado a la monarca durante 14 años.

Leer más
La reacción del príncipe Harry cuando una pequeña le roba las palomitas

Por su parte, el príncipe Guillermo y Kate Middleton, después de casarse, adoptaron a Lupo, un cocker spaniel. Ahora, es Meghan y Harry quienes han decidido adoptar a un labrador que será el compañero de juegos de Guy, el beagle de Meghan que viajó de Canadá a Londres para instalarse con la feliz pareja en Anglesey, al norte de Gales. 

Según el Daily Mail, los duques de Sussex presentarán públicamente a este nuevo miembro real de cuatro patas en los próximos días. 

• Javier de la Rosa
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración