EPOC: síntomas, causas y tratamiento
EPOC: síntomas, causas y tratamiento

EPOC: síntomas, causas y tratamiento

La EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) es una enfermedad respiratoria crónica que afecta los pulmones. Se trata de la cuarta causa de muerte en el mundo. ¿Cuáles son sus síntomas, su evolución, sus causas y su tratamiento?

Definición: ¿qué es la EPOC?

La EPOC, o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, es una enfermedad respiratoria crónica que afecta los pulmones. Se caracteriza por una obstrucción lenta y progresiva de las vías respiratorias.

La EPOC se asocia con labronquitis crónica y el enfisema pulmonar. En la gran mayoría de los casos, el tabaquismo es la causa de la enfermedad y las personas más afectadas son las mayores de 45. De acuerdo con la OMS, la EPOC es la cuarta causa de mortalidad en el mundo y podría ser la tercera en el año 2030.

EPOC: síntomas

La EPOC presenta los síntomas de bronquitis crónica y de enfisema pulmonar y varían en función de la etapa de la enfermedad.

En las primeras fases de la enfermedad se observa:

- Tos con esputo (secreción o flema blanquecina), sobre todo por las mañanas. También se conoce como la «tos del fumador».

- Dificultad para respirar, falta de aliento y respiración silbante que aumenta a medida que la enfermedad avanza.

- Cansancio que impide o dificulta las actividades diarias.

- Dificultad para dormir.

En las fases más avanzadas de la enfermedad:

- Acumulación de líquidos en las extremidades (edema).

- Dolor de cabeza.

- Coloración azulada de los labios, los dedos de las manos y de los pies (cianosis).

- Falta de aliento extrema.

Normalmente, los pacientes sufren un empeoramiento transitorio de la sintomatología, que consiste en un aumento de la disnea, la tos o el volumen o purulencia del esputo. Esto se conoce como exarcerbación o reagudización de la EPOC y son etapas que se pueden repetir varias veces al año.

Estadios de gravedad de la EPOC

La EPOC se clasifica según los estadios de evolución y la gravedad. Estas etapas están basadas en un indicador denominado FEV (volumen expiratorio forzado). Este es el volumen de aire exhalado del pulmón de manera forzada durante un segundo.

- Estadio 0 de EPOC: es la etapa «en riesgo» de la EPOC. Se pueden observar algunos síntomas como la tos crónica. La función pulmonar es normal.

- Estadio 1 (EPOC leve): las pruebas de función respiratoria son prácticamente normales (FEV es mayor o igual a 80%), con o sin la presencia de síntomas crónicos.

- Estadio 2 (EPOC moderado): FEV entre 50 y 80%. La tos es más frecuente y existe dificultad para respirar, sobre todo con el ejercicio.

- Estadio 3 (EPOC grave): FEV entre 30 y 50%. Esto se traduce en disminución de las capacidades físicas y una necesidad frecuente de recuperar el aliento.

- Estadio 4 (EPOC muy grave): FEV menor del 30% o por debajo de 50% con insuficiencia respiratoria. La disnea aparece con el más mínimo esfuerzo.

EPOC: causas

Fumar es la causa principal de la enfermedad pulmonar obstructiva (alrededor del 90% de los casos). Cuanto más intenso sea el consumo y más años lleve la persona fumando, mayor es el riesgo de contraer la enfermedad. El tabaco genera la producción de moco en los bronquios, lo que provoca obstrucción y la aparición de infecciones bronquiales.

Otro factor de riesgo de la EPOC es la exposición crónica a los contaminantes, ya sea en la calle (contaminación atmosférica) o en el trabajo (polvo de carbón, productos agrícolas, disolventes, etc.).

EPOC: tratamiento

La primera etapa del tratamiento de la EPOC es, obviamente, la eliminación de los factores causantes de la enfermedad, ya sea dejar de fumar o evitar la exposición a los contaminantes. Esto permite disminuir la progresión de la enfermedad.

Sin embargo, no existe un tratamiento para curar completamente la EPOC. Existen medicamentos que ayudan a disminuir los síntomas causados por la enfermedad, como los broncodilatadores, que dilatan los bronquios y ayudan a reducir la disnea. Para las personas con insuficiencia respiratoria crónica, también se puede proponer la terapia de oxígeno diaria.

También se recomiendan sesiones de kinesioterapia respiratoria que, gracias a un conjunto de ejercicios, permite recuperar gradualmente la función respiratoria.

Escrito por Ana Blasco
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración