Los trucos definitivos para hacer tu propio gimnasio en casa durante el encierro por coronavirus
Los trucos definitivos para hacer tu propio gimnasio en casa durante el encierro por coronavirus
Leer más

Los trucos definitivos para hacer tu propio gimnasio en casa durante el encierro por coronavirus

¿No hay dinero? ¿Asocial? ¿O simplemente no hay un gimnasio cerca de casa? Esto es lo que necesitas saber antes de convertir tu garaje en un gimnasio.

No todo el mundo tiene la suerte de poder apuntarse a un gimnasio. Incluso cuando podrían, algunas personas no quieren unirse tampoco. Pero todos comparten un deseo común de hacer ejercicio. La solución definitiva es crear tu propio gimnasio.

Una idea gratificante que puede parecer fácilmente alcanzable, pero que requiere organización. Mucha organización.

Toma medidas antes de comprar tu material

Esa es la base. Por lo general, el espacio es limitado, así que tendrás que optimizarlo al máximo para entrenar lo mejor posible y evitar el desorden que podría ocurrir sin ni siquiera haber terminado tu primera sesión.

Mide las dimensiones de tu espacio y escríbelas. Sabrás qué equipo encajará y así podrás hacer un primer plano de tu sala de pesas personal.

Lleva sólo el equipo que necesites

Una vez tomadas las medidas y guardadas en una esquina, define el tipo de entrenamiento que quieres hacer. ¿Cuáles son tus objetivos? A partir de ahí, sabrás qué equipo necesitarás comprar. No tienes que pensar: "Me llevaré esta máquina, tal vez pueda usarla por si acaso". No. Sé juicioso, o te arriesgas a perder un espacio valioso y hacer un agujero en tu presupuesto.

Evita tomar las máquinas

Hablando de presupuestos. Las máquinas de pesas suelen ser muy caras. Así que sería mejor, si no tienes la bolsa de Rothschild, ir a por pesos libres. Además, hoy en día hay mancuernas ajustables y cuadradas que una vez más ahorran espacio.

Si sigues queriendo comprar una máquina, intenta que sea una completa y versátil. Puestos a invertir, que sea en algo que te permita hacer un máximo de ejercicio mientras ocupa un mínimo de espacio.

Consigue un tapete de cardio

Cardio es sin duda el área que requiere la menor cantidad de equipo. No te molestes con una cinta de correr que vale una fortuna. Consigue una esterilla de yoga y haz HIIT. El corazón también puede fortalecerse con pesos libres trabajando en tiempos de recuperación cortos (en realidad se llama crossfit). Todo depende de tus objetivos.

Consigue un banco ajustable y una barra olímpica

Si tuviéramos que aconsejarte en la compra de un solo equipo sería el banco ajustable. Permite hacer todo tipo de ejercicios variando los ángulos. Una barra olímpica puede ser útil, pero las mancuernas suelen ser más adecuadas para una habitación personal, debido a la falta de espacio.

En cuanto a lo demás, sé imaginativo. Usa un neumático y una cuerda para trabajar en la fuerza y la explosividad, por ejemplo. Además, tendrás la conciencia tranquila al no mandar toda esa goma a que se queme en un basurero.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración