Otitis: otitis media, serosa, síntomas causas y tratamiento

Otitis: otitis media, serosa, síntomas causas y tratamiento

Sus síntomas, causas y tratamientos. La otitis media es por definición una infección del oído que surge a menudo como consecuencia de un resfriado. Pero, ¿cómo distinguir los diferentes síntomas? Y, ¿cuáles son los tratamientos? Echemos un vistazo a esta enfermedad dolorosa que, generalmente, es benigna.

La otitis representa la segunda enfermedad infecciosa más frecuente después de la rinofaringitis. Es susceptible de afectar a todos los individuos, sin embargo, la otitis en niños pequeños y bebés es la más frecuente entre 6 y 36 meses).

Otitis: definición y concepto

La otitis es una infección o una inflamación del oído medio, de ahí su nombre de otitis «media». Existen 3 tipos de otitis medias, teniendo en cuenta todas las causas y síntomas diferentes. La otitis aguda es una infección del oído que persiste, por lo general, de una a dos semanas. La otitis persistente es una infección del oído que puede durar más de 6 semanas.

También puede ocurrir que exista la presencia de un líquido en el oído medio durante más de 3 meses, sin signos de infección ni de dolor. En este caso, se trata de una otitis serosa. A menudo se trata de una complicación de la otitis aguda. Por último, se habla de otitis recurrente cuando la otitis tiene tendencia a reaparecer varias veces durante una misma estación.

Se estima que a la edad de 3 años, al menos el 85% de los niños ya han experimentado una otitis media y que el 50% de estos niños la han contraído por lo menos dos antes de esta edad.

Otitis: causas

Muy a menudo esta enfermedad viene tras una infección viral. De hecho, los virus vuelven a subir por la trompa de Eustaquio hasta el oído medio después de una secreción nasal más o menos consecuente, causada por un resfriado o una faringitis. Del 60 al 70% de los casos, una infección bacteriana se asocia, a continuación, con la infección viral (se habla de superinfección bacteriana).

De manera más inusual, la otitis también tiene su causa en las alergias, por los contaminantes del aire o por enfermedades respiratorias como un resfriado común. Las infecciones del oído son más frecuentes en invierno.

Otitis: síntomas

La otitis presenta diferentes síntomas en los niños y en los adultos pero, por lo general, comprenden dolores y una sensación de oído taponado.

En los niños y en los bebés, los signos más corrientes son:

-    Fiebre alta

-    Dolores en uno o en ambos oídos, lloros, irritabilidad, dificultad para dormir

-    Falta de apetito

-    Líquido que fluye desde el oído

-    Baja audición

En los adultos, los síntomas más frecuentes son:

-    Dolor pulsátil en el oído que puede irradiar hasta la cabeza

-    Sensación de oído taponado y una baja audición

-    Malestar general, que puede estar acompañado por una fuerte fiebre

-    Zumbidos en los oídos

-    En algunos casos, secreciones amarillentas por el oído, lo que indica que el tímpano está perforado

-    Mareos, pérdida del equilibrio

Otitis: tratamiento y diágnostico

Aunque por lo general la otitis es benigna, puede ser muy dolorosa. Por lo tanto, desde la aparición de los primeros síntomas es esencial consultarlo con el médico. Durante la consulta, el médico mirará el interior del oído. Si observa un derrame en la caja del tímpano, se habla de una otitis purulenta, sino, se habla de otitis congestiva.

Leer más
Intolerancia al gluten: ¿Cuáles son los principales síntomas?

La otitis congestiva puede curarse por sí misma en pocos días, sin embargo, la otitis purulenta puede necesitar un tratamiento a base de antibióticos. En el 80% de los casos de otitis, la curación se realiza sin antibióticos. Sin embargo, para los niños menores de dos años, así como para las otitis graves, frecuentemente se recomiendan los antibióticos.

Estos medicamentos se prescriben sobre todo para reducir el riesgo de evolución de la otitis en mastoiditis o en meningitis. Sin embargo, las complicaciones son inusuales. Además de los antibióticos, se pueden tomar los analgésicos para atenuar el dolor, así como gotas auriculares.

Macarena Simal
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración