Fibromialgia: qué es, síntomas, tratamiento y alimentación. Todo lo que necesitas saber
Fibromialgia: qué es, síntomas, tratamiento y alimentación. Todo lo que necesitas saber

Fibromialgia: qué es, síntomas, tratamiento y alimentación. Todo lo que necesitas saber

El síndrome de la fibromialgia tiene como síntomas principales dolores articulares y musculares a lo largo del cuerpo, así como trastornos del sueño. Todavía poco conocida, es objeto de numerosas investigaciones. Hoy en día, su diagnóstico sigue siendo difícil y su tratamiento sintomático.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia, o síndrome fibromiálgico, es un síndrome característico por los dolores musculares y dolores articulares, así como una gran fatiga y trastornos del sueño que no hay que confundir con la astenia. Se estima que de media, entre el 2% y el 10% de la población mundial está afectada. Los más afectados son las mujeres (en el 80% de los casos), más a menudo entre los 30 y los 60 años.

La fibromialgia no es una enfermedad grave. De hecho, no causa ninguna complicación seria para el cuerpo humano y no conduce a una pérdida de la autonomía. Sin embargo, resulta extremadamente invalidante y difícil de soportar para las personas enfermas.

No hay que confundir la fibromialgia con el síndrome de fatiga crónica (o encefalomielitis miálgica). Aunque presentan los mismos síntomas, las dos enfermedades son difíciles de diferenciar. Los dolores predominarán en el caso de fibromialgia mientras que en el caso del síndrome de fatiga crónica será la gran fatiga.

Fibromialgia: síntomas y puntos dolorosos

El principal síntoma de la fibromialgia es la presencia de puntos dolorosos dispersos y rigidez en los músculos. Pueden ocurrir en muchos lugares pero, por lo general, se sitúan en el cuello y en los hombros. También se han observado trastornos del sueño, lo que desemboca la mayoría del tiempo en una fatiga intensa que perdura todo el día. Problemas que el reposo en la cama no permite mejorar.

También pueden aparecer en la fibromialgia otros síntomas menos característicos:

- migrañas y dolores de cabeza

- intestino irritable (estreñimiento, diarrea, dolores abdominales)

- trastornos cognitivos menores (problema de concentración o de memoria)

- humor cambiante

- estado depresivo

- acúfenos (zumbidos en los oídos)

- piernas pesadas

Hay que saber que la fibromialgia sigue siendo una enfermedad poco conocida. De hecho, las causas de la aparición de estos síntomas no son conocidos. Los investigadores todavía no son capaces de descubrir las inflamaciones o lesiones que permitirían explicarlas.

La fibromialgia y la alimentación

La fibromialgia requiere una alimentacón equilibrada. La dieta debe ser rica en verduras, vitaminas y legumbres. Hay que evitar las comidas de mala calidad así como las azucaradas. Beber como mínimo un litro y medio de agua al día y consumir más pescado que carne.

Fibromialgia: diagnóstico y síntomas iniciales

El diagnóstico de la fibromialgia es difícil de hacer, ya que no existe un examen médico específico para la enfermedad. Además, la diversidad de los síntomas y sus similitudes en comparación con otros síndromes existentes no hacen que la tarea sea fácil. Por lo tanto, la fibromialgia se diagnostica a menudo muy tarde.

El médico se basa en un examen físico, así como en los antecedentes médicos para hacer su diagnóstico. Se examinan dieciocho puntos sensibles característicos del síndrome, donde el dolor es más intenso. Es costumbre considerar que a partir de once puntos dolorosos el paciente sufre fibromialgia. Sin embargo, esta cifra es totalmente arbitraria y, por lo tanto, objeto de debate en el cuerpo médico. La fibromialgia tiene como síntomas iniciales dolores generamente en la parte del cuello y hombros.

Fibromialgia: cómo tratar la enfermedad

No existe ningún tratamiento eficaz para luchar contra la fibromialgia. Sin embargo, existen medios para apaciguar los dolores que sienten los enfermos. Los médicos prescriben frecuentemente medicamentos como los analgésicos (el Tramadol es el más eficaz), antálgicos (morfina) o antidepresivos.

Algunos tratamientos no farmacológicos también serían eficaces. Se aconseja realizar ejercicios físicos, como el aeróbic, relajarse o seguir un tratamiento termal. De hecho, los baños en agua caliente aportan un alivio rápido.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración