Bronquiolitis: bronquiolitis aguda, síntomas, bebé, contagio y tratamiento

Bronquiolitis: bronquiolitis aguda, síntomas, bebé, contagio y tratamiento

sus síntomas, causas y tratamientos. La bronquiolitis es una infección aguda de los pulmones y afecta principalmente a los bebés y a los niños de menos de dos años. Muy contagiosa, muy a menudo es benigna y se cura con facilidad.

Bronquiolitis aguda en bebés

La bronquiolitis es por definición una infección aguda de las vías respiratorias inferiores de origen viral. La inflamación se sitúa en los bronquios pequeños (bronquiolos) que permiten que el aire circule en los pulmones. Más a menudo es debida a un virus respiratorio sincitial (VRS)

La bronquiolitis afecta principalmente a los niños de menos de dos años, sobre todo a los bebés de entre 3 y seis meses. Aparece en otoño y dura hasta el final del invierno.

Bronquitis: síntomas

Por lo general, la bronquiolitis aparece a raíz de un resfriado o de una rinofaringitis. Sus síntomas clínicos son molestia respiratoria, que se traduce por una respiración difícil, silbante y rápida, tos seca y fiebre.

Los bebés también muestran a veces signos de deshidratación (labios secos, lloros sin lágrimas…) y dificultades para alimentarse. Aunque los síntomas pueden ser impresionantes, la bronquiolitis es benigna en la mayoría de los casos.

Sin embargo, puede provocar complicaciones como asma, insuficiencia cardíaca o sobreinfección bacteriana, como neumonía o otitis media.

Bronquitis: contagio y causas

El virus respiratorio sincitial (VRS) es la causa principal de la bronquiolitis, es muy contagioso y se transmite por las vías respiratorias. El contagio de la bronquiolitis se puede realizar a través del contacto directo con otra persona: a través de un estornudo, la tos o las secreciones nasales; o por contacto indirecto a través de objetos contaminados como los biberones o los juguetes.

La bronquiolitis puede afectar varias veces a un mismo niño a lo largo del invierno. Tiene una duración media de entre 10 días y tres semanas.

Tratamiento: ¿qué hacer en caso de bronquiolitis?

Leer más
¿Es la masturbación buena para la salud?

Es importante consultar al médico desde la aparición de los síntomas en el bebé. El tratamiento farmacológico de la bronquiolitis incluye paracetamol para reducir la fiebre y el dolor. En cambio, es importante no dar aspirinas a los niños, ya que existe el riesgo de contraer el síndrome de Reye, una enfermedad rara y potencialmente mortal.

Puesto que la bronquiolitis es de origen viral, los antibióticos son ineficaces. Sin embargo, se pueden prescribir en caso de una sobreinfección bacteriana. Pueden ser necesarias sesiones de quinesioterapia respiratoria para desobstruir los bronquios.

Se puede considerar una hospitalización si el estado respiratorio del niño se agrava. Entonces se administra oxígeno con la ayuda de una máscara o una sonda.

Macarena Simal
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración