Angina: qué es, síntomas, contagio, tratamiento ¿cómo curarlas?

Angina: qué es, síntomas, contagio, tratamiento ¿cómo curarlas?

La angina o amigdalitis es una enfermedad muy frecuente. Tanto en forma de angina roja como de angina blanca, son muy contagiosas. Afortunadamente, suelen remitir a los pocos días. Te damos todas las claves. 

¿Qué son las anginas?

Se denomina angina a la inflamación de las amígdalas palatinas que se sitúan en las paredes de nuestra faringe (en los lados internos de nuestra garganta).

Las amígdalas tienen en realidad función defensiva: producen anticuerpos destinados a eliminar infecciones que atacan al cuerpo

¿Qué diferencia hay entre las anginas y las amígdalas? 

Las amígdalas son esas masas de tejido ovales que se encuentran en la cara interna de nuestra garganta. Angina, por su parte, es la manera coloquial que tenemos de referirnos a la amigdalitis o inflamación de las amígdalas. 

En Medicina los términos amigdalitis y faringitis se utilizan casi indistintamente. 

Síntomas de las anginas

Cuando se inflaman las amígdalas, los síntomas más comunes son los siguientes: 

-       Hinchazón de las amígdalas, que presentan un aspecto rojizo

-       Aparición de placas blancas o amarillas en las amígdalas

-       Dolor de garganta

-       Dificultad para tragar

-       Dolor al tragar

-       Fiebre

-       Ganglios del cuello inflamados y sensibles

-       Voz apagada, ronca e incluso gangosa

-       Mal aliento

-       Dolor de estómago (especialmente típico en niños)

-       Dolor de cabeza

-       Rigidez en el cuello

En el caso de bebés muy pequeños que no se pueden expresar, a la lista anterior de síntomas hay que añadir:

-       Un babeo pronunciado debido a la dificultad de tragar

-       Rechazo a comer o beber

-       Intranquilidad 

¿Qué causa las anginas?

Entre un 60 y un 70% de las anginas son de origen vírico. Es decir, están causadas por virus. El 30% restante están causadas por bacterias. 

Diferencia entre angina vírica y bacteriana:

-       Angina vírica: muy frecuentes. Generan una fuerte rojez en la garganta y aquellos que la padecen presentan también mucosidad, estornudos, fiebre y tos. Dado que su origen es vírico, no se han de tratar con antibióticos. Su evolución es benigna y duran unos días. Muy rara vez presentan complicaciones. Son muy frecuentes en niños menores de 3 años.

-       Angina bacteriana: mucho menos frecuentes. En el caso de niños menores de 3 años, ocurren en muy raras ocasiones. Provocan altas fiebres, dolor fuerte de garganta, mal aliento y placas de pus en las amígdalas. En este caso sí han de tratarse con antibióticos.

Tipos de anginas

La principal clasificación de anginas se realiza antendiendo al color que presentan las amígdalas. Así:

-       La angina roja es la de origen vírico y produce un fuerte enrojecimiento de la garganta. No dan fiebre.

-       La angina blanca recibe este nombre debido a las placas de pus que aparecen en la garganta. Es de origen bacteriano. Dan fiebre y se ha de curar, en muchas ocasiones, con antibióticos.

 

¿Es contagiosa la angina?

La mayoría de los contagios de la angina son de origen viral, producidos por un rinovirus o un adenovirus. Las anginas se contagian también por bacterias, y en este caso son causadas por estreptococos u otros patógenos.

De esta manera, se contagian de manera diferente dependiendo del origen de la angina. 

Sin embargo, en términos generales, podemos decir que la mayoría de las veces se contagian al entrar en contacto directo con secreciones de un paciente enfermo, ya sea a través de las manos o por el aire (debido a estornudos o tos).

¿Cuánto dura la angina?

En el caso de unas anginas de origen vírico, por lo general la inflamación remite por sí sola en unos días.

En el caso de la bacteriana, es un poco más larga. Conviene recordar que, si se prescriben antibióticos para curarla, se ha de completar el tratamiento de antibióticos hasta el final. Dejarlo a medias puede empeorar las anginas, que pueden remitir con más fuerza.

Tratamiento de la angina

El tratamiento depende del tipo de angina blanca contraída. Por lo tanto, es primordial efectuar un diagnóstico eficaz para determinar el tratamiento que hay que adoptar. En el cuadro de una angina viral, un tratamiento sintomático es suficiente, dado que la enfermedad se cura por sí sola al cabo de unos días. El médico puede prescribir, además de buen reposo, analgésicos contra los dolores y antipiréticos contra la fiebre.

Una angina bacteriana necesitará un tratamiento a base de antibióticos. Por lo general, a base de penicilina, permiten evitar complicaciones y limitar la propagación del germen. En caso de anginas bacterianas que se repitan, también es posible operarse las amígdalas.

Remedios

Además de los tratamientos farmacológicos, hay una serie de remedios que ayudarán a que la infección remita lo antes posible:

-       Descansar lo máximo posible

-       Beber mucho líquido

-       Evitar alimentos duros o que sean difíciles de tragar

-       Tomar alimentos no muy calientes para suavizar la garganta

-       Tomar alimentos fríos para reducir el dolor (como helados, etc.)

-       No fumar

-       Evitar dormir en lugares secos. Un humidificador puede ayudar a mejorear las condiciones de la habitación para dormir.

-       Hacer gárgaras con agua salada 

Las anginas en niños 

La amigdalitis es una dolencia típica de los niños, pero en muy pocas ocasiones se produce en menores de 2 años. La amigdalitis bacteriana aparece con gran frecuencia en pequeños de entre 5 y 15 años.  La angina vírica, por su parte, es más típica de menores de 5 años. 

Cómo prevenir las anginas

Una de las mejores maneras de evitar las anginas es evitando el contacto con los patógenos que las generan. Así, establecer buenos hábitos higiénicos es probablemente la clave para no contraerlas:

Leer más
Cómo calcular tu peso ideal siguiendo algunos consejos

-       Lavarse las manos de manera completa cada vez que se va al baño y antes de comer

-       Evitar compartir comida, vasos, botellas de agua o utensilios en general

-       Cambiar de cepillo de dientes una vez que se diagnostican las anginas

-       Dentro de lo posible, no compartir espacios con personas que tienen anginas

-       Quedarnos en casa cuando tenemos anginas, para no contagiar a nadie; o evitar siempre toser sin cubrirnos la boca. 

Posibles complicaciones

Normalmente las anginas remiten en pocos días. De cualquier manera, algunas de las complicaciones a las que hay que prestar especial atención son las siguientes:

-       Si las anginas se inflaman tanto que no permiten respirar al paciente

-       SI generan apneas del sueño

-       Si la infección se propaga a otras zonas

-       Si se acumula pus detrás de la amígdala

Macarena Simal
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración