Amigdalitis: aguda, vírica , crónica, contagio y tratamiento

Amigdalitis: aguda, vírica , crónica, contagio y tratamiento

La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas y afecta principalmente a niños de edades comprendidas entre los 3 y 9 años.

Definición: ¿qué es la amigdalitis?

La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas de origen infeccioso. Las amígdalas son los órganos linfáticos de la garganta y desempeñan un papel importante en la defensa inmunitaria: protegen al cuerpo contra los gérmenes nocivos y contaminantes (bacterias y virus). Pueden estar cerca del paladar (amígdalas palatinas) o cerca de la lengua (amígdalas linguales).

La amigdalitis afecta principalmente a niños de edades comprendidas entre los 3 y 9 años. Forma parte también de los síntomas de angina.

Amigdalitis: tipos

- Amigdalitis aguda: se produce de repente y dura solo unos días.

- Amigdalitiscrónica: normalmente es la consecuencia de una angina mal curada o de anginas de repetición. Al contrario que la amigdalitis aguda, esta perdura en el tiempo.

- Amigdalitis caseosa: por lo general se deriva de la amigdalitis crónica. La amigdalitis caseosa se debe a una acumulación de caseum en las amígdalas: una sustancia blanquecina compuesta de tejido de la garganta que provoca mal aliento. 

- Amigdalitis críptica: presenta «criptas» o cavidades profundas en las amígdalas.

Amigdalitis: síntomas

- Dolor de garganta

- Amígdalas inflamadas y enrojecidas, con o sin manchas blancas

- Dificultad al tragar

- Dolor  al tragar

- Fiebre alta

- Malestar general

- Tos

- Mal aliento

Amigdalitis: causas

La amigdalitis es de origen infeccioso. En casi tres de cada cuatro casos es causada por un tipo de estreptococo A, una bacteria infecciosa. Del mismo modo, los virus respiratorios como la gripe o el resfriado pueden ser la causa.

Algunas enfermedades graves como la mononucleosis infecciosa, la escarlatina o la tuberculosis también pueden causar la aparición de la inflamación.

Amigdalitis: tratamiento

La amigdalitis aguda desaparece espontáneamente después de unos días de descanso. Para acelerar la curación y aliviar los síntomas, se recomienda beber mucha agua e ingerir alimentos fríos.

Cómo calcular tu peso ideal siguiendo algunos consejos
Leer más
Cómo calcular tu peso ideal siguiendo algunos consejos

Se pueden prescribir antibióticos en caso de infección bacteriana. En el caso de los virus, el tratamiento será sintomático solamente: antipiréticos para la fiebre y analgésicos para la garganta.

En caso de amigdalitis crónica, se puede considerar realizar una amigdalectomía (extirpación de las mígdalas); sin embargo, solo se practicará como último recurso.

Ana Blasco
Sin conexión
Verifique su configuración