Enfermedad de Lyme: síntomas, tratamiento y diagnóstico
Enfermedad de Lyme: síntomas, tratamiento y diagnóstico

Enfermedad de Lyme: síntomas, tratamiento y diagnóstico

La enfermedad de Lyme es una infección causada por la picadura de una garrapata. Los síntomas son extremadamente variados, lo que hace que su diagnóstico sea difícil. ¿Cuál es su tratamiento? Y, ¿qué hacer para evitarlo?

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

La enfermedad de Lyme es una infección bacteriana transmitida por la picadura de una garrapata infectada. También se la conoce como «borreliosis de Lyme», del nombre de la bacteria infecciosa, la Borrelia.

Todavía poseyendo muchas zonas grises, la enfermedad de Lyme está en pleno desarrollo en el hemisferio norte.

Enfermedad de Lyme: síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Lyme evolucionan en tres grandes fases. Durante la fase primaria, entre tres y treinta días después de la picadura, una placa roja llamada eritema crónico migratorio (ECM) aparece alrededor del punto de inoculación. Después se extiende lentamente, pudiendo extenderse hasta diez centímetros, mientras que su centro se aclara.

Al no ser ni dolorosa ni pruringinosa (sin quemazones), la lesión pasa desapercibida en casi la mitad de los casos. Entonces puede aparecer una fase secundaria de los síntomas, semanas o meses después de la desaparición del ECM. 

Los síntomas de la enfermedad de Lyme varían de una persona a otra pero los demás trastornos principales enumerados son la fiebre, una gran fatiga, una erupción cutánea, problemas cardíacos o reumatológicos (artritis).

En ausencia de tratamiento, una última fase puede manifestarse de tres meses o incluso años después desde el inicio de la infección. Entonces las consecuencias son más graves y afectan a muchos órganos del cuerpo humano: el cerebro, el corazón, los ojos, los músculos y las articulaciones.

Enfermedad de Lyme: un diagnóstico díficil

Ante la diversidad de los síntomas, la enfermedad de Lyme no es fácil de diagnosticar y a menudo se la confunde con otras patologías. Las pruebas serológicas existentes, a través de un análisis sanguíneo, no son fiables al 100% y están abiertos a diferentes interpretaciones.

Es muy importante consultar a un médico desde la aparición del ECM, ya que cuanto más pronto sea detectada la borreliosis, más eficaz será el tratamiento. Durante las fases secundarias y terciarias, también será necesario realizar exámenes complementarios en profundidad.

Enfermedad de Lyme: tratamiento

El tratamiento de la enfermedad de Lyme se basa en la toma de antibióticos por vía oral. De hecho, muchos antibióticos son eficaces contra la bacteria Borrelia.

El objetivo principal del tratamiento es disminuir y hacer desaparecer los síntomas de la enfermedad de Lyme, así como evitar la evolución hacia una fase más seria. En la etapa primaria, son necesarias aproximadamente de dos a tres semanas para que sea eficaz.

Sin embargo, si la enfermedad ha alcanzado una etapa avanzada y algunas complicaciones ya se han vuelto crónicas, los antibióticos no permitirán necesariamente hacerlos desaparecer.

Prevención de la enfermedad de Lyme

Desgraciadamente, no existe una vacuna eficaz contra la enfermedad de Lyme. Por lo tanto, el mejor medio para prevenirla es tomar medidas de seguridad para evitar las picaduras de las garrapatas.

Durante el período de riesgo, a principios de primavera y a finales de otoño, hay que llevar ropa que cubra las piernas, los brazos y el cuello durante los paseos por el bosque o al aire libre.

La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte
Leer más
La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte

También se recomienda realizar siempre una inspección minuciosa a la vuelta del paseo. En caso de picadura, es imperativo retirar la garrapata lo más rápido posible con una pinza, teniendo cuidado de quitar la cabeza. Una extracción llevada a cabo en las primeras 24 horas permite, por lo general, prevenir la infección.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración