Enfermedad de Crohn: qué es, síntomas, dieta, tratamiento
Enfermedad de Crohn: qué es, síntomas, dieta, tratamiento

Enfermedad de Crohn: qué es, síntomas, dieta, tratamiento

La enfermedad de Crohn se caracteriza por una inflamación constante del sistema digestivo. Los principales síntomas son dolores abdominales y trastornos digestivos. Para curar la enfermedad de Crohn, el tratamiento requiere un régimen alimenticio apropiado y una buena higiene de vida.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn forma parte de las enfermedades inflamatorias crónicas intestinales. Como su nombre indica, se manifiesta por una inflamación permanente que puede afectar a todas las partes del sistema digestivo, desde el esófago hasta el ano. Sin embargo, esta enfermedad se desarrolla con más frecuencia en determinadas zonas, principalmente a nivel de la parte final del intestino delgado y al nivel del colon (“intestino grueso”).

Afectando tanto a hombres como a mujeres, la enfermedad puede manifestarse a cualquier edad, pero se detecta la mayoría de las veces entre los 20 y los 30 años. La enfermedad de Crohn, en niños también se manifiesta, pero de manera menos frecuente. Una vez que la inflamación aparece, comienza a extenderse de una manera penetrante en las mucosas de la parte afectada. Evoluciona entonces por brotes, fases agudas, periodos de calma en que los síntomas desaparecen.

Descrita en 1932 por un cirujano americano que le ha dado su nombre, la enfermedad de Crohn es una enfermedad relativamente poco común.

Síntomas de la enfermedad de Crohn

Al extenderse, la inflamación provoca una distensión y un engrosamiento de la pared intestinal que va a alterar el funcionamiento del aparato digestivo, llevándolo a la aparición de una serie de síntomas. Los síntomas de la enfermedad de Crohn más comunes son fuertes dolores abdominales, semejantes a espasmos que se acentúan después de las comidas.

Dichas manifestaciones están frecuentemente acompañadas de diarreas crónicas y a veces de náuseas o vómitos. A esto, se añaden signos menos específicos tales como la fatiga permanente, fiebre, pérdida de apetito o adelgazamiento. Los síntomas de la enfermadad de Crohn varían en función de la localización y pueden manifestarse también fuera del sistema digestivo.

La enfermedad de Crohn, tiene diversas complicaciones que pueden afectar a nivel articular, a nivel ocular o tener problemas dermatológicos. Estos son todos los signos clínicos que van a permitir que se sospeche de la enfermedad y evaluar su gravedad y su intensidad, de brotes mínimos a muy severos.

Diagnóstico de la enfermedad de Crohn

Ante la presencia de varios síntomas, el médico va a realizar un diagnóstico de la enfermedad de Crohn, que consiste en un examen biológico completo. Este incluye análisis de sangre, de heces y una colonoscopia. Este examen va a permitir ver con detalle las diferentes partes del intestino y observar si no presentan lesiones.

Si se da el caso, se realizará una biopsia con el fin de descartar otras enfermedades inflamatorias semejantes y confirmar la posibilidad de sufrir la enfermedad de Crohn. En función de los casos, pueden realizarse otros exámenes como una endoscopia o un examen por ”videocápsula” con el fin de visualizar otras partes del intestino. Todos estos exámenes minuciosos, permitirán establecer un tratamiento para mejorar la enfermedad de Crohn.

Causas y factores de la enfermedad de Crohn

En la actualidad, se ignoran las causas exactas de la enfermedad de Crohn. Sin embargo, las investigaciones han indicado que varios factores podrían estar implicados. En efecto, los científicos piensan que la inflamación sería de tipo auto inmune, es decir, serían las propias defensas del organismo las que atacarían las células del intestino, y esto, por una razón aún desconocida.

Algunos factores inmunológicos o biológicos podrían de ésta forma incrementar el riesgo de desarrollar la enfermedad. No obstante, habría igualmente factores genéticos de predisposición que implicarían que un pariente afectado podría transmitir a su hijo y multiplicaría de 10 a 15 el riesgo. En fin, factores medioambientales, tales como el tabaquismo o el stress, podrían favorecer también la aparición de la inflamación.

Tratamiento de la enfermedad de Crohn : dieta e higiene de vida necesarios

Al ser desconocidas las causas, no existe ningún tratamiento que permita curar la enfermedad de Crohn. Los tratamientos que hay consisten en reducir la inflamación con el fin de limitar los síntomas en el momento de los brotes. Los medicamentos varían de un paciente a otro en función de la intensidad de los brotes y de la localización de la parte afectada. Pueden tratarse con antiinflamatorios como los corticoides o con inmunomoduladores.

El tratamiento de la enfermedad de Crohn debe acompañarse de una buena dieta e higiene de vida con el fin de no acentuar los síntomas y reducir las recidivas. Asistencia facultativa y visitas regulares a la consulta del médico pueden ser también necesarias. Dependiendo de los casos, una operación quirúrgica puede igualmente ser considerada.

Complicaciones de la enfermedad de Crohn

En efecto, al evolucionar, la enfermedad de Crohn puede generar serias complicaciones tales como una oclusión intestinal, úlceras, fístulas, una perforación o una hemorragia. Puede practicarse en este caso una operación para quitar las partes del tubo digestivo afectadas por lesiones. Si el cirujano no puede unir de nuevo las partes sanas del intestino, éstas se comunicará por un orificio realizado en la pared del abdomen.

Por este orificio es por donde el contenido del intestino será evacuado gracias a una bolsa, hasta que las partes operadas cicatricen. Sin embargo, la operación no elimina el riesgo de recidivas. Con una buena higiene de vida y a pesar de los tratamientos, las personas afectadas por la enfermedad de Crohn consiguen generalmente llevar una vida relativamente normal.

Escrito por Ana Blasco
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración