Un músico toca el piano para una hembra de elefante ciega en Tailandia

Un músico toca el piano para una hembra de elefante ciega en Tailandia

En el santuario ElephantsWorld, en Tailandia, un músico inglés se grabó tocando el piano para Lam Duan, un elefante hembra de 62 años ciega. La reacción del paquidermo es digna de ver.

Lam Duan es un elefante hembra única en su género. El paquidermo de 62 años no ha tenido una vida fácil. Tras pasar 20 años transportando troncos, la utilizaron para transportar turistas durante otros 10 antes de disfrutar de su merecida jubilación. Y es que la reacción de estos elefantes al ser liberados después de muchos años de casi esclavitud es única. Fue una pareja que la cuidó durante 30 años la que ha decidido, finalmente, llevarla a un santuario en Tailandia.

ElephantsWorld, situado en la provincia de Kanchanaburi, cuida de los elefantes demasiado viejos o enfermos a los que los hombres ya no quieren para ofrecerles un lugar tranquilo y apacible en el que pasar su vejez. Lam Duan, cuyo nombre significa árbol de flores amarillas es la más anciana y es ciega de ambos ojos, una enfermedad que ya padecía cuando llegó al centro en 2012.

Pero, aunque la hembra no pueda ver, aún puede oír perfectamente. Y Paul Barton, un músico inglés instalado en Tailandia desde hace 20 años, lo sabe muy bien. Acude a menudo al encuentro del paquidermo con su piano, el cual coloca en un claro, y toca las piezas más conocidas de la música clásica. Bach, Beethoven, Chopin... todo el repertorio.

Elefantes transportados por la música

"Cuando le tocas música clásica a un elefante, algo bonito y dulce, algo atemporal, su reacción es indescriptible. Aún más cuando se trata de un elefante ciego que nunca ha escuchado música con anterioridad", cuenta el músico en el sitio web Yourstory.com. Para demostrar lo que dice, el músico se ha grabado en varias ocasiones en compañía de elefantes.

Como podemos ver en uno de los vídeos publicados en Youtube, la reacción de Lam Duan cuando Paul Barton le toca diferentes piezas es muy conmovedora. La hembra agita las orejas, sacude la cabeza y se balancea como dejándose llevar por la música. Y, según el músico, se pueden observar otros comportamientos aún más sorprendentes.

Leer más
La sorprendente reación de un elefante liberado tras 50 años de maltrato

"Cuando un elefante come, es imparable. Lo devora todo, como si no estuviera seguro de si podrá volver a comer. Una mañana, saqué el piano temprano y Plara, una hembra, devoraba las hojas de un árbol. Comencé a tocarle una pieza de Beethoven y se detuvo. Lo nunca visto, un elefante que deja de comer a causa de la música", describe el inglés de 57 años.

La motivación del músico es muy simple: "El elefante se ha empleado en las guerras, se ha utilizado para arrasar su propio bosque. ¿Qué puedo hacer para decirle que siento todo lo que mis semejantes le han hecho? Si puedo subir mi piano hasta la colina y tocar un poco de música para los elefantes durante su desayuno y les gusta, no es gran cosa, pero ya es algo", concluye. Es evidente que los elefantes son sensibles a la atención.

• Peris Martínez Irene
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración