Eczema: qué es, tratamiento, causas y tipos
Eczema: qué es, tratamiento, causas y tipos

Eczema: qué es, tratamiento, causas y tipos

El eczema es una enfermedad muy extendida que concierne al 30% de las consultas dermatológicas. Sin embargo, es fácil de confundir con otras enfermedades de la piel. Entonces, ¿cómo identificarla? ¿Cuáles son las causas, los síntomas, y cómo tratarla? Explicaciones.

El eczema es la enfermedad de la piel más frecuente que afecta, según las estimaciones, del 15 al 30% de los niños y del 2 al 10% de los adultos en los países industrializados. Estas cifras habrían aumentado mucho a lo largo de las últimas décadas.

Definición y tipos de eczema

El eczema es una dermatosis pruriginosa, es decir, una enfermedad de la piel acompañada de pruritos. No es contagiosa, pero está acompañada de rojeces, finas vesículas y escamas. El eczema puede afectar a los bebés, tratándose en ese caso de un eczema infantil. A menudo está asociada al asma, así como con diferentes reacciones alérgicas. No hay que confundir estas irritaciones de la piel con las rojeces que salen al padecer enfermedades como la erisipela.

Las personas que sufren eczema experimentan «accesos de eczema» durante los que los síntomas se agravan. Estos accesos de duraciones variables están separados por un período de calma. Sin embargo, el eczema se divide en diferentes tipos:

- el eczema atópico es la forma más común de eczema crónico. Afecta a las personas con predisposición a alergias de manera genérica, hereditaria. Este eczema se desencadena en caso de contacto con un alérgeno. Se trata más a menudo de un aeroalérgeno, es decir, de un elemento volátil que se respira (polen, polvo, ácaros) pero también puede tratarse de un alérgeno alimentario.

- el eczema de contacto, también conocido como dermatitis, es una inflamación de la epidermis debido a un contacto con una sustancia en particular que puede ser un alérgeno o no. Puede tratarse de caucho, níquel o de otra sustancia como los medicamentos o los productos químicos.

- el eczema por sensibilización interna se produce cuando tiene lugar una infección por medio de una bacteria, un virus o un hongo y cuando una reacción se manifiesta a nivel cutáneo. Sin embargo, esta forma de eczema es más inusual que las demás.

Los síntomas: ¿cómo reconocer un eczema?

El eczema se manifiesta más a menudo en las manos, los pies, el rostro, el cuello y los pliegues de los miembros. El eczema, puede sin embargo, manifertarse igualmente en la cara por síntomas específicos y constantes, pero también por síntomas más variables dependiendo de la forma de eczema.

Inicialmente, el eczema se caracteriza por los siguientes síntomas: pruritos cutáneos intensos con una sequedad en la piel, así como una inflamación, es decir, la aparición de rojeces, calor e hinchazón. Sin embargo, la gravedad de los síntomas varía de un individuo a otro.

La afección cutánea provocada por el eczema puede adquirir varias formas y evolucionar en diferentes fases. Durante los accesos de eczema, la epidermis de la piel se vuelve seca, escamada, inflamada, cubierta de vesículas rojas y rosadas, espesas y la epidermis se empieza a pelar en láminas. En ciertos casos más avanzados, se encuentra una piel, o bien que rezuma, o que está extremadamente seca y cubierta de placas (escamas).

La zona afectada está más o menos extendida dependiendo del caso. El eczema también puede provocar otros síntomas anexos como una deshidratación, una sensibilidad acrecentada a los cambios de temperatura, un aumento de las afecciones alérgicas, así como a las rinitis (irritación de la cavidad nasal).

Las causas del eczema

Es difícil determinar con certeza las causas del eczema, en la medida en que éstas varían de un paciente a otro y de la forma en las que se sufre. Las investigaciones han permitido demostrar que esta enfermedad de la piel mostraría un fuerte componente genético. Las personas en riesgo tienen a menudo, de esta manera, parientes que también sufren eczema o alergia.

De la misma manera, hasta el 70% de los padres con niños que presentan eczema han padecido ellos mismos eczema por lo menos una vez en el curso de su vida. Pero también es posible establecer una tabla general poniendo en orden los factores que favorecen su aparición. Más a menudo, el eczema tiene su causa en una alergia, factores emocionales como el estrés, así como infecciones cutáneas o una deficiencia inmunitaria.

Sin embargo, no se sabe por qué el eczema surge en un período o en otro (excepto el eczema de contacto). Los problemas inmunológicos también son frecuentes, sobre todo en los niños que se vuelven muy sensibles a todos los elementos susceptibles de ser alergénicos (polvo, ácaros, pelos de gato).

Los tratamientos y remedios contra el eczema

Los tratamientos y remedios varían según el tipo de eczema que presenta el paciente, según su gravedad, así como otros factores. Pero la mayoría del tiempo, será necesario referirse a una combinación de tratamientos para tratar el eczema. Durante la consulta, el médico tratará, de esta manera, de determinar el tipo de eczema y evaluar la gravedad para prescribir los medicamentos y las pomadas adecuadas.

Para la mayoría de los tipos de eczema, las opciones terapéuticas implican hidratantes, así como corticosteroides por vía cutánea (en forma de pomada). Estas moléculas son eficaces en caso de acceso de eczema para calmar la inflamación y los pruritos, pero no consiguen prevenir las recaídas. Es por esto por lo que la medida más importante en el tratamiento y en la prevención sigue siendo el uso frecuente de un producto hidratante.

Cuando el eczema es más grave, se pueden prescribir corticoesteroides por vía oral para acabar con los síntomas. Es posible tratar el eczema en los adultos por medio de ultravioletas, pero este tratamiento aumenta los riesgos de cáncer de piel, y se desaconseja en los jóvenes. En caso de fuertes quemazones, se pueden prescribir antihistamínicos para favorecer el sueño.

Para el eczema de contacto, también se recomienda evitar tocar todo lo que puede provocar una alergia y, por lo tanto, desencadenar la aparición de placas de eczema.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración