La dracunculosis, cuando un gusano parásito entra y se desarrolla en el cuerpo humano

La dracunculosis, cuando un gusano parásito entra y se desarrolla en el cuerpo humano

La dracunculiasis es una terrible enfermedad parasitaria causada por un gusano. Este último se introduce en el organismo para reproducirse y desarrollarse. Más tarde, las larvas salen para volver al entorno.

La drancunculiasis también llamada enfermedad de la lombriz guinea es una enfermedad tropical que se caracteriza por lesiones cutáneas dolorosas, provocando una sensación de ardor. En estas surge el parásito un mes aproximadamente después de la infección. Esta es causada por la ingesta de agua no apta para el consumo, ya que está infectada con este parasito. Esta enfermedad es muy frecuente en Asia y África.

Puede presentarse en la parte subcutánea de la piel de cualquier mamífero, ya sea un humano o animales como perros, gatos, caballos o ganados.

El gusano es el causante de esta enfermedad pero ¿cómo es el cuerpo de un gusano? Es como una lombriz muy larga y delgada la cual puede llegar a provocar fiebre, náuseas y vómitos.

El ciclo de la vida de este parásito empieza al beber agua contaminada por copépodos que contienen la larva la cual se va desarrollando en el cuerpo del ser vivo. Una vez dentro el ácido estomacal disuelve el copépodo pero no la larva de la lombriz de guinea, quedándose en ese momento gusanos en el cuerpo.

A continuación, la hembra se aparea con el macho, muriendo y siendo absorbido el macho en ese momento. Mientras la hembra excava para meterse en el tejido conectivo, en las articulaciones o en los huesos.

Después de un año la infección empieza a notarse, ya que la lombriz crea una ampolla en la piel del huésped, concretamente en la pierna o pie. Al pasar 72 horas la ampolla explota y se perfila un extremo del parásito, provocando un gran ardor.

Para prevenir el contagio la mejor forma es prevenir que la gente tome agua contaminada con copépodos, ya que estos se ven en  el agua como pequeñas partículas blancas nadando. Por otro lado, se puede evitar que la gente que esté contaminada con la lombriz de guinea no entre en contacto con las fuentes de agua potable, impidiendo así que las contaminen.

Leer más
Encuentra un tesoro dentro de un hangar olvidado en medio de Kazajistán

En cuanto al tratamiento no hay un medicamento o una vacune que impida pasar por este trance. Sin embargo, el primer paso es sumergir la zona afectada en una cubeta de agua, ya que esto hará que la lombriz se deshaga de tantas larvas como pueda. Después habrá que tirarlas al suelo lejos de cualquier fuente de agua potable.

Además, hay que extraer el parasito de forma lenta, enrollándolo día a día en un palo, teniendo cuidado de no partirlo porque entonces es más complicado de sacarlo. También se han probado algunas drogas como el mebendazol y el tiabendazol que reducen la inflamación, facilitando así su extracción. Es importante desinfectar la herida periódicamente para evitar más infecciones y se recomienda poner la antitetánica. Actualmente se extrae quirúrgicamente para reducir las complicaciones que puede suponer esta infección. 

• Ana Blasco
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración