La polémica del esqueleto de T-Rex: se vende una millonada a un comprador anónimo
La polémica del esqueleto de T-Rex: se vende una millonada a un comprador anónimo
La polémica del esqueleto de T-Rex: se vende una millonada a un comprador anónimo
Leer más

La polémica del esqueleto de T-Rex: se vende una millonada a un comprador anónimo

El fósil fue descubierto en 1987 y es uno de los esqueletos de dinosaurio más completos y mejor conservados que existen. Ahora pertenece a un comprador anónimo y los paleontólogos se muestran en desacuerdo con la venta.

En 1987, en la Formación Hell Creek en Dakota del Sur, un paleontólogo aficionado llamado Stan Sacrison encontró los huesos de uno de los depredadores más feroces que habitaron la Tierra: El Tyrannosaurus Rex.

Este dinosaurio fue uno de los mayores depredadores que habitaron en nuestro planeta, se estima que este vivió hace unos 66 millones de años durante el Cretácico.

El esqueleto fue bautizado como Stan en honor a su descubridor. Los restos fueron excavados en 1992 y hasta ahora se encontraban en el Instituto privado de investigación geológica Black Hills, ubicado en Dakota del Sur.

Durante los últimos años, Black Hills ha estado vendiendo réplicas del enorme esqueleto, de 12 metros de largo y 4 de alto, que han sido repartidas en distintos museos de todo el mundo.

Ahora, el fósil gigante ha pasado a estar en manos privadas tras haber sido subastado por la casa de empeños Christie’s New York. Su nuevo dueño ha pagado por él 31,8 millones de dólares, unos 27 millones de euros.

La importancia de este fósil es muy preciada, ya que pertenece a una de las especies de dinosaurio más famosas y, además, es uno de los esqueletos más completos que existen.

Es por esto que a la comunidad científica no le ha sentado nada bien la venta de este magnífico ejemplar fosilizado, ya que temen que el comprador sea un coleccionista privado y que los investigadores y el público puedan perder el acceso a este fósil, impidiendo estudiar en un futuro a este increíble animal.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración