Diálisis: hemodiálisis, diálisis peritoneal, definición

Diálisis: hemodiálisis, diálisis peritoneal, definición

La diálisis es un tratamiento para la insuficiencia renal que permite reemplazar el funcionamiento de los riñones. Existen dos técnicas principales: la diálisis peritoneal y la hemodiálisis.

Definición: ¿qué es la diálisis?

La diálisis es un tratamiento que permite reemplazar el funcionamiento de los riñones en caso de pérdida de función renal en el cuadro de una insuficiencia renal.

Los riñones desempeñan una función esencial en el organismo. Están compuestos de nefronas que filtran la sangre y evacúan los residuos (urea, creatinina) y el exceso de minerales en la orina. Purificando la sangre de esta manera, los riñones aseguran el equilibrio hídrico del cuerpo.

Cuando las nefronas se destruyen en un 90%, la insuficiencia renal necesita una diálisis o un trasplante de riñón.

Tipos de diálisis: hemodiálisis y diálisis peritoneal

Existen dos técnicas principales de diálisis:

- La hemodiálisis es una depuración de la sangre. Consiste en hacer pasar la sangre a través de una máquina llamada dializador, que desempeña la función de un riñón artificial. En el interior del dializador, la sangre entra en contacto con una solución compuesta por agua y minerales, el dializado, que permite el filtrado de los residuos. Una vez depurada, la sangre vuelve al organismo.

Con el fin de obtener un flujo sanguíneo bastante elevado, es necesario tener un acceso fácil a la sangre. Esto es lo que se conoce como el acceso vascular. Puede tratarse de una fístula arteriovenosa o de un catéter (tubo de plástico flexible).

El dializador solo permite la depuración de una pequeña cantidad de sangre a la vez. Por este motivo la hemodiálisis tiene que ser de larga duración y se repite con frecuencia. El método más extendido es el de tres sesiones de 4 a 5 horas por semana. Éstas pueden desarrollarse a domicilio o en un centro adaptado.

- La diálisis peritoneal no necesita ninguna máquina. De hecho, utiliza la cavidad peritoneal como filtro. El peritoneo es la membrana que recubre la pared abdominal y rodea los órganos abdominales. El dializado presente en bolsas de plástico estériles se introduce en la cavidad con la ayuda de un catéter que desempeña la función de entrada peritoneal. Al cabo de unas horas, el dializado está saturado y se tiene que cambiar.

La operación de llenado y vaciado del dializado se puede hacer de diferentes maneras. La diálisis peritoneal continúa ambulatoria (DPCA) se efectúa de manera manual y a diario. Tienen lugar cuatro cambios durante el día.

La diálisis peritoneal automatizada (DPA) es, como su nombre indica, automatizada. Los cambios tienen lugar por la noche y se efectúan por medio de una máquina, el ciclador. Es mucho menos restrictiva que la DPCA.

• Javier de la Rosa
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse