¿Por qué deberías probar la sodomía aunque seas un hombre hetero?

El hombre ha sido durante siglos el agente activo y nunca el pasivo en cuanto a sexo anal se refiere, pero cada vez son más los hombres que se atreven a practicarlo, aunque no sean homosexuales.

¿Por qué deberías probar la sodomía aunque seas un hombre hetero?
Leer más
Leer más

El sexo anal se lleva practicando desde la Antigua Grecia y la Antigua Roma, aunque el hombre siempre tenía el papel activo, mientras que la mujer o los esclavos eran los que recibían (pasivos). También lo utilizaban las parejas de hombre y mujer cuando querían tener relaciones, pero era 'obligatorio' que la chica llegara virgen al matrimonio.

Sin embargo, desde hace algunos años el sexo anal se está poniendo cada vez más de moda entre hombres y son bastantes los que se deciden a probarlo aunque no sean homosexuales. Esto es lo que se llama 'sex buds', amigos o conocidos que se 'ayudan' sexualmente hablando.

Según un estudio de 2017 llevado a cabo por la Universidad de Oregón, en el que Tony Silva estudiaba una tendencia creciente entre hombres a darle por la parte de atrás. Este fenómeno se producía en zonas rurales de Estados Unidos entre hombres blancos.

De acuerdo con varios sexólogos y psicólogos parece que la práctica de la sodomía se está extendiendo otros círculos que no son homosexuales, ya que cada vez hay más hombres que sienten curiosidad por esta práctica y buscan el placer de este modo.

Según el sexólogo González Castellanos, el sexo anal para los hombres tiene muchos beneficios porque la eyaculación frecuente permite que se produzcan más espermatozoides y permite retrasar los problemas de próstata. ¡En el vídeo te contamos más detalles!