Ricky Rubio vuelve 'loco' a LeBron James

El jugador español marcó un nuevo hito en la NBA que nadie antes había conseguido.

Ricky Rubio vuelve 'loco' a LeBron James
Leer más
Leer más

Muchos daban por acabado a Ricky Rubio no hace mucho, por algunas temporadas fuera de los focos. Pero sus números con la Selección Española auguraban que todavía tenía mucho baloncesto en las manos, y en Cleveland se está encontrando tan cómodo como hace tiempo.

Su último partido fue espectacular, de récord. Por si fuera poco, en el Madison Square Garden, hogar de los New York Knicks y lugar de peregrinación del baloncesto mundial. Ricky salía desde el banquillo como cada noche, pero acabó jugando 31 minutos. Y es que convertía en oro todo lo que tocaba.

El de El Masnou se llevó 37 puntos (el máximo de su carrera), 10 asistencias y 8 triples de nueve intentos (también máximo de su carrera). Pero no solo rompió techos individuales, sino que se convirtió en el primer jugador que, jugando como suplente, superaba los 30 puntos, 10 asistencias y 8 triples.

Ante esta hazaña, LeBron James no pudo sino aplaudir. El actual líder de Los Angeles Lakers nació en Akron, un pueblo de Ohio muy cerca de Cleveland. Siempre ha dado todo por su ciudad y luchó mucho por conseguir un anillo con los Cavs. Esto decía su tweet: “[Ricky] Rubio se está volviendo loco en el [Madison Square] Garden ahora mismo!!!!

Los Cavaliers han empezado la temporada mejor de lo que muchos esperaban, y actualmente llevan un balance de 7 victorias y 4 derrotas. Aunque todavía queda mucha liga, si Rubio y todo el equipo mantiene este nivel podrían acceder de nuevo a playoffs.

Por si fuera poco, Ricky ha sabido mantener la cabeza bien fría durante toda su carrera, a pesar de los altibajos. Como su propio lema reza: “Never too high, never too low”, algo que explicaba a la perfección minutos después de acabar el partido

“Ha sido un proceso de muchas maneras, tanto físico como mental. Llega un momento en el que encuentro que estoy madurando, que veo que no es el fin del mundo perder un partido, pero tampoco es el éxtasis ganar uno”.
LeBron James cumple un partido de sanción, ¿era suficiente? LeBron James cumple un partido de sanción, ¿era suficiente?