Lydia Valentín y el equipo de halterofilia buscarán medalla

La leonesa afronta sus cuartos Juegos Olímpicos, habiendo conseguido metal en los tres anteriores.

Lydia Valentín y el equipo de halterofilia buscarán medalla
Leer más
Leer más

Lydia Valentín es una de las atletas más reconocidas de nuestro país. Junto a Saúl Craviotto, uno de los abanderados de esta edición, es la única participante de nuestra delegación que ha terminado entre las mejores en los tres anteriores Juegos Olímpicos. Pekín y Londres le dieron la sorpresa por dopaje de sus rivales, pero en Río de Janeiro por fin pudo recibir la medalla el mismo día de la competición.

Ahora en Tokyo 2020 busca un nuevo reto. Tras haber probado todos los escalones del podio en la categoría de 75 kilos, ahora lo hará compitiendo en 87 kg, algo que hará todavía más grande su leyenda. Dos campeonatos del mundo y cuatro de Europa nos permiten decir que será un currículum envidiable aunque no consiguiese medalla este año.

Y es que se presenta algo complicado en estos JJOO, que pueden ser sus últimos. Debido a una gastroenteritis no pudo participar en el Europeo de Moscú, por lo que llega a Japón con su mejor marca de la categoría inferior. Esto le hará competir en un tramo horario diferente a las favoritas, por lo que no tendrá referencia de sus rivales y solo le valdrá dar el máximo para intentar colgarse una nueva medalla.

Esto podremos verlo la madrugada del domingo al lunes (o ya lunes por la mañana), a las 4.50 horas de la Península. Al día siguiente lo hará el más joven del combinado nacional para el levantamiento de pesas: Marcos Ruiz. Fue campeón europeo junior en 2016, y llega a sus primeros Juegos Olímpicos en la categoría máxima (+109 kg).

Los otros dos halteras son David Sánchez y Andrés Mata. El primero de ellos ya ha competido en el grupo de 73 kg, levantando 323 kg y quedando en décima posición de unos JJOO. Mata, por su parte, participará en la prueba de 81 kg que se disputará el sábado 31 de julio a las 8.50 hora peninsular.

Así queda nuestro panorama en la halterofilia, una de las pruebas reinas de cada edición de los Juegos Olímpicos. Una medalla de Lydia Valentín completaría un ciclo increíble, que deja paso a uno nuevo iniciado por el propio Marcos Ruiz.