La increíble transformación física de Nikola Jokic, nuevo MVP de la NBA
La increíble transformación física de Nikola Jokic, nuevo MVP de la NBA
La increíble transformación física de Nikola Jokic, nuevo MVP de la NBA
Leer más
Leer más

La increíble transformación física de Nikola Jokic, nuevo MVP de la NBA

La temporada 20-21 de la NBA ya ha nombrado al mejor jugador del año, el tercero de origen europeo.

Nikola Jokic, pívot titular y líder natural de Denver Nuggets, ha sido nombrado como MVP de la reciente temporada del baloncesto norteamericano. Recibió la noticia este mismo martes, en mitad de la concentración de su equipo en busca de las finales de la Conferencia Oeste. Pero ni siquiera el Jugador Más Valioso puede con unos Suns que están en racha después de enviar a casa a Lakers, y los de Phoenix ya se han puesto 2 – 0 arriba en la eliminatoria.

Motivos para votar a Jokic como MVP hay de sobra (de hecho, se ha llevado 91 de los 101 votos posibles para terminar en primera posición, y un total de 971 puntos), pero quizás su polivalencia es lo más interesante. Más allá de participar en defensa y rebotes como cualquier otro cinco, tiene una visión de juego excepcional y un control de los partidos a la altura de cualquier base.

Pero si algo ha sorprendido a todos ha sido la imagen que ha recorrido todo internet en los últimos días, a pesar de aparecer hace ya unos meses. Se trata del propio Nikola, muy joven y en su Serbia natal, con una forma física muy diferente a la de ahora. Después de años de entrenamiento, pérdida de peso y ganancia muscular, Jokic ha cambiado las reglas del juego.

Todos sus compañeros de Denver y del resto de equipos han dado la enhorabuena al serbio, que se convierte en el tercer europeo en conseguir el galardón (después de Dirk Nowitzki y Giannis Antetokoumpo). También un compatriota suyo, Novak Djokovic, ha querido mostrarle sus respetos mientras preparaba el partido ante Rafa Nadal de Roland Garros.

Este premio también supone ser el séptimo jugador de fuera de los Estados Unidos en ser nombrado mejor jugador del año, además de permitirle firmar un contrato supermáximo durante la próxima campaña que le convertiría en el mejor pagado de la NBA. Por no mencionar que se trata del primer pívot en conseguirlo desde Shaq O’Neal en el año 2000 o el primero desde Kobe Bryanten hacerlo habiendo jugado todos los partidos de temporada regular.

Pocos confiaban en un jugador lento y casi desconocido que llegó a los Nuggets en como pick 41 del draft de 2014, siendo así el primer jugador MVP en conseguirlo desde la segunda ronda. Ahora tendrá que luchar al máximo si quiere remontar esta serie ante Phoenix Suns y buscar el anillo un año más.


Además