Una sola persona podrá tener hijos por sí misma
Una sola persona podrá tener hijos por sí misma
Leer más

Una sola persona podrá tener hijos por sí misma

Los óvulos y espermatozoides no serán necesarios para tener hijos en un futuro no muy lejano: podremos tener bebés a partir de células de la piel. ¡Te contamos todos los detalles!

El proceso se llama gametogénesis in vitro, y permitirá crear óvulos y espermatozoides en el laboratorio. Aún se encuentra en fase de ensayos clínicos y solo ha sido una realidad en ratones, pero este gran avance promete ser una auténtica revolución para la humanidad. Te contamos más detalles en el vídeo!

La gametogénesis in vitro genera un gran debate entre los científicos

La gametogénesis in vitro ha sido presentada como una prometedora fuente de células madre embrionarias y de células germinales para diversos usos.

La fecundación in vitro revolucionó hace unos años la medicina reproductiva al solucionar muchos problemas de fertilidad en las parejas.

A día de hoy, los embriones que se utilizan en las fecundaciones in vitro vienen de espermatozoides y óvulos de donantes masculinos y femeninos, y no hay otra forma de obtenerlos.

¿Pero y si hubiera alguna otra manera? eso es lo que han conseguido algunos científicos, extraer espermatozoides y óvulos de ratón a través de células madres madres y fibroblastos de la piel, planteándose así la posibilidad de utilizarse también en los seres humanos.

Pero esta técnica todavía está muy lejos de poder ser utilizada en los humanos. Lo que sí está generando es un gran debate entre los expertos.

En un artículo de Science Translational Medicine, Eli Adashi de la Universidad Brown, Glenn Cohen, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard y George Daley, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, debaten sobre las consecuencias de obtener embriones humanos a partir de gametos de los tejidos.

Una de las cosas positivas que tendría esta gametogénesis in vitro es que se podrían conseguir células germinales de personas que tienen los órganos reproductivos en malas condiciones y ayudar así a que puedan solucionar sus problemas de infertilidad.

También ofrece la posibilidad de generar una gran cantidad de óvulos, o lo que es lo mismo, de embriones, en los que poder estudiar el origen y desarrollo de enfermedades sin tener que estar atados por las limitaciones de material biológico. Y lo más sorprendente, es que así se podría intervenir genéticamente contra una enfermedad hereditaria antes, durante y después del embrión.

Las consideraciones éticas de la gametogénesis in vitro

El avance científico siempre choca con la ética, y utilizar embriones humanos para la investigación plantea una serie de consideraciones éticas y reguladoras.

Por ejemplo, antes de poder siquiera plantearse la posibilidad de utilizar la gametogénesis in vitro en humanos, habría que probarlo en otras especies de mamíferos, incluyendo los primates no humanos. Y aún así, luego habría que hacer un gran seguimiento de la descendencia humana, una vez se aplique a las personas.

Y en segundo lugar, estos autores también recuerdan que para poder refinar esta técnica sería necesario destruir muchísimos embriones, lo que llevaría a objeciones por parte de diversos colectivos. También existe la preocupación por la posible aparición de “granjas de embriones” a escalas inimaginables.

“Hay algo preocupante en disponer de una fuente inagotable de gametos que puedan ser fecundados para dar lugar a una fuente inagotable de embriones,” señala Adashi.

Por último se plantean cuestiones sobre que en el futuro se pueda crear eso de “bebés a la carta”, o personas convertidas en padres y madres sin consentimiento previo, o que una sola persona pudiese ser suficiente para concebir un bebé, entre otros muchos interrogantes.

Escrito por S.Mora
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración