Los países más ateos en el mundo

La religión va en declive en muchas partes del mundo. Un estudio del consorcio internacional WIN/GIA clasifica los 6 países con un mayor número de personas que no creen en ningún dios. 

Principales religiones del mundo

El cristianismo es la religión con más creyentes del mundo. 2.300 millones de personas creen en ella. Dentro de este grupo, la religión católica es la que predomina. La religión en España es principalmente católica. 

La religión musulmana también tiene mucho peso. El Islam es la segunda religión mundial con 1.700 millones de personas creyentes. 

La religión india está en tercera posición. El hinduismo es practicado por 1.100 millones de personas. 

Por otra parte, 520 millones de personas practican la religión budista en todo el mundo. La religión en China predominante es el budismo, aunque también practican el taoísmo, el confucianismo y la religión china. La religión judía es más minoritaria, practicada por 15 millones de personas.

Tradicionalmente, la ciencia y la religión se han considerado como dos visiones del mundo diferentes, dos formas de conocimiento. Especialmente polémica es la explicación del origen de la vida y el origen del universo, diferentes para la ciencia y la religión. Aunque muchos científicos rechazan las teorías religiosas, también hay parte de la comunidad científica que sí que es creyente. A veces la religión y la ciencia se mezclan y dan lugar a teorías absurdas como la de un religioso saudí que defendía que la Tierra no gira sobre sí misma.

El declive de la religión

La religión va en declive. Aunque la religión en China tiene muchos adeptos, actualmente tres cuartas partes de la población mundial es religiosa, pero el ateísmo avanza con el paso de los años. 

El psicólogo Nigel Barber pronosticó que en menos de 30 años estas cifras habrán evolucionado por completo, siendo las personas religiosas una minoría. En su obraWhy Ateism Will Replace Religiondesarrolla sus teorías, exponiendo que el aumento del ateísmo está directamente relacionado con el nivel económico y cultural de un país. Sus análisis apuntan a que en el año 2041, el porcentaje de personas no religiosas será mayor que el de las religiosas.

El psicólogo no tuvo en cuenta en su análisis a los países con regímenes islámicos debido a la prohibición del ateísmo, ni a los países comunistas, ya que ciertas religiones tienen prácticas muy restringidas.

El desarrollo económico condiciona la religión

Hay más ateos en los países económicamente más desarrollados y más católicos en países con economías menos desarrolladas. Barber considera que no la población religiosa no podría aumentar a menos que se estanque el desarrollo económico de un país. 

Las razones en las que el psicólogo sustenta sus teorías son las siguientes:

1.    Las prácticas religiosas disminuyen al ser mayor la calidad de vida. Baber defiende que antiguamente la religión era el consuelo y solución de los males del mundo y de todo aquello que nos generaba incertidumbre. Hoy en día existen otros mecanismos.

2.    El deporte tiene los mismos beneficios que la religión. En ambos hay devoción y sacrificio. Según Marx, la religión servía de opio del pueblo. Ahora es el deporte el que ocupa esa función.  

3.    La religión no da la felicidad. Si fuera el caso, los países más religiosos serían los más felices pero no es así.

4.    Antes tener hijos era una necesidad. Una de las funciones de la religión antiguamente era promover la fertilidad pero eso ya no es necesario hoy en día pues la sociedad no se sustenta en una economía agraria.

5.    El número de ateos es mayor en los países con un mayor estado del bienestar. Cuántos más impuestos se paguen, mejor viven los ciudadanos y hay más ateos.

• Javier de la Rosa
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse