Truco para bajar la temperatura del coche en verano

Truco para bajar la temperatura del coche en verano

Coger el coche cuando este ha estado todo el día al sol puede ser todo un calvario y si tu coche no tiene aire acondicionado, ya ni te cuento. Pero tranquilos, ¡un profesor japonés ha dado con la solución!

El aire acondicionado o la climatización es uno de los extras de los coches más apreciados, ya que todos cogemos el coche para irnos de vacaciones o hacer un viaje de distancia intermedia durante esos meses de calor insoportable. Personalmente, no poder sentarte, ni tocar el volante o pasar 4, 5, 6  horas, las que sean, transpirando por todas las glándulas sudoríparas de tu cuerpo, no es sinceramente el mejor plan. 

Además, según seguridad vial, conducir con calor conlleva consecuencias peligrosas para el conductor. Las altas temperaturas disminuyen la capacidad de reacción del conductor, aumentan su agresividad y favorecen la fatiga. 

Los expertos aconsejan evitar las horas donde la exposición solar es mayor y si no se puede evitar conducir durante esas horas, se debe abrir las ventanillas para ventilar el coche e igualar la temperatura del vehículo con la exterior, llevar ropa holgada, comer ligero antes de un largo viaje, hidratarse y descansar cuando se sientan los primeros síntomas de fatiga (pesadez, picor de ojos, sensación de brazos dormidos, esa búsqueda de una postura más cómoda en el sillón, etc.).

Cómo utilizar el aire acondicionado

Para los afortunados que tenéis la suerte de viajar sin la sensación de estar en una olla a presión, debéis saber que sois unos privilegiados. El aire acondicionado es un sistema que vio la luz en 1939, pese a que la invención del primer coche data es 80 años anterior. 

Los primeros sistemas de climatización eran muy voluminosos y no tenían el mismo rendimiento que tienen los de hoy en día. Sin embargo, aunque tu aire acondicionado te permita estar a una temperatura ambiente entre 22 y 25 grados, debes saber que el aire acondicionado incrementa entre un 5% y un 20% el consumo de gasolina del motor.

Para utilizar la climatización de manera responsable debes ventilar primero el coche abriendo las ventanillas. Aunque te den ganas de ponerlo a tope nada más entrar en el coche, no es la mejor práctica. Enciende el aire al mínimo para que el sistema de climatización se ponga en funcionamiento y vaya refrigerando el aire, de este modo en 4/5 minutos podrás cerrar las ventanillas y disfrutar de aire frío. 

Mantén la temperatura entre los 22ºC y los 27ºC, será más que suficiente. La orientación de las rejillas por las que sale el aire también es importante. Una práctica errónea es apuntar las rejillas directamente a la cara, ya que según los médicos, el aire acondicionado es uno de los principales factores de los refriados en verano y no sólo por el aire frío sino porque el sistema mueve las partículas de aire pero también los bacterias.

Además, debes preocuparte de realizar las tareas de mantenimiento que requiere el aire acondicionado para que este funcione adecuadamente (encenderlo un par de minutos cada dos semanas, incluso en invierno, para que el aceite lubrique el compresor, limpieza del radiador y del filtro del polvo, etc.). 

El truco del almendruco 

Un profesor de una Universidad de Japón ha dado con una solución para aquellos que no tenemos el privilegio de tener un aire acondicionado en el coche. 

El método consiste, con el coche apagado, cerrar todas las puertas y ventanas y abrir completamente la ventanilla del copiloto. Seguidamente debemos abrir y cerrar la puerta del conductor (la cual tiene la ventanilla cerrada) unas cinco veces para expulsar el aire caliente a través de la ventanilla del copiloto. Sencillo, ¿verdad?

Pues, por muy absurdo que parezca, ¡funciona! y si no me crees, mira el video. 

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse