Tostarse al sol ya no será peligroso para la salud
Tostarse al sol ya no será peligroso para la salud
Tostarse al sol ya no será peligroso para la salud
Leer más

Tostarse al sol ya no será peligroso para la salud

¿Quieres lucir siempre un buen bronceado? Ahora es posible gracias a las investigaciones de unos científicos del Hospital General de Massachusetts y del Instituto del Cáncer Dana-Farber. ¡conoce todos los detalles!

Varios investigadores del Hospital General de Massachusetts y del Instituto del Cáncer Dana-Farber están trabajando en un nuevo fármaco que aunque se encuentra todavía en su fase inicial, este nuevo avance nos permitirá ponernos morenos y así evitar el cáncer de piel, además de ayudarnos con el envejecimiento de la piel. ¡Toda una revolución!

Qué es el cáncer de piel

Es un tipo de cáncer muy extendido que se produce sobre todo por una exposición masiva al sol. Y existen dos tipos: los melanomas y los no melanomas.

Los tipos de cáncer de piel no melanomas no suelen ser mortales, y sus dos formas más habituales son el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular. Suele ser más habitual en personas mayores de 50 años.

Por otra parte, el cáncer de piel melanoma, aunque es muy poco frecuente, es muy grave. Su formación se produce en los melanocitos, o lo que es lo mismo, en las células que forman la melanina, el pigmento que tenemos en la piel y en los ojos. Cualquier persona puede sufrir melanoma sin importar la edad y puede ser tratado con éxito siempre que sea detectado a tiempo. A día de hoy es el tipo de cáncer de piel que termina con el fallecimiento de la víctima en un 75%.

Cuáles son las causas del cáncer de piel

La principal causas del cáncer de piel es la sobreexposición a los rayos ultravioletas del sol. Cuando nos quedamos bajo los rayos del sol por mucho tiempo corremos más riesgo, sobre todo si se trata de personas con la piel clara. La segunda de las causas es la exposición a las lámparas solares de los salones de bronceado.

Hay que recordar, ya que a muchos se les olvida, que la exposición a los rayos UV tiene un efecto acumulativo, es decir, nuestra piel tiene memoria.

Por regla general, los carcinomas (no melanomas) suelen estar vinculados a las exposiciones frecuentes y continuas al sol, mientras que las melanomas son fruto de cortas pero muy intensas exposiciones, lo que provoca las quemaduras. Algunos tipos de pieles como los lunares pueden estar relacionados con un mayor riesgo de cáncer.

Cómo detectar el cáncer de piel

La mayoría de ellos no presentan síntomas aparentes, pero se suelen caracterizar por la aparición de manchas en la piel, aunque no todos tienen las misma apariencia.

Por ejemplo, el carcinoma basocelular se caracteriza por una pequeña hinchazón de color carne, sobre todo en la cara, las orejas o el cuello. En cuanto al carcinoma espinocelular, es más parecido a una placa de piel blanquecina, rugosa y escamosa.

Para el caso de los melanomas, estos dependen de la manera en la que el cáncer se ha desarrollado. Si se trata de la piel, aparece una mancha plana que suele ser de color marrón, pero si se desarrolla a partir de un lunar, sus bordes se volverán irregulares y su color ya no será homogéneo y sus bordes se volverán irregulares.

Escrito por S.Mora
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración