¿Qué pasaría si la especie humana desapareciera repentinamente del planeta?
¿Qué pasaría si la especie humana desapareciera repentinamente del planeta?
Leer más

¿Qué pasaría si la especie humana desapareciera repentinamente del planeta?

¿Iría mejor el planeta sin los humanos? Mind Wharehouse  acaba de publicar un video con la respuesta a esta pregunta. Un destino trágico para muchas especies pero, al final, un planeta más fuerte de lo que pensábamos.

La Tierra es maltratada cada día por los seres humanos pero, ¿qué pasaría si desapareciéramos? Muchos desastres al principio pero, después, la naturaleza se recuperaría lentamente.

Los primeros impactos

La catástrofe comenzaría con la energía. De hecho, todas nuestras fuentes de corriente son totalmente dependientes de la mano de obra humana y se detendrían en cuestión de horas. Las centrales, que funcionan con combustibles, fósiles necesitan un suministro constante proporcionado por los trabajadores.

Incluso las energías renovables dependen de nosotros: los paneles solares pronto se cubrirían de tierra y los aerogeneradores también dejarían de funcionar ya que necesitan aceite para que gire su hélice. Las centrales nucleares, a su vez, se pondrían en modo seguro cuando notasen una caída del consumo. En definitiva, solo las turbinas hidroeléctricas, que dependen únicamente del agua, seguirían funcionando unos meses.

Al cabo de unos días, las primeras víctimas serían los animales domésticos ya que son muy dependientes de los seres humanos. Muchos morirían rápidamente de sed y de hambre y otros volverían a una vida salvaje o, los más débiles o más lentos, serían devorados por los más fuertes. Nuestro sistema de cría también causaría la muerte de miles de millones de animales en todo el mundo. Sin embargo, algunas poblaciones salvajes como las ballenas o el atún podrían prosperar.

Catástrofes nucleares

Las tecnologías que hemos construido durante décadas causarían desastres en cadena. De esta forma, tan solo un mes sería suficiente para que las piscinas de refrigeración de las centrales nucleares se vaciaran por evaporación. Este recalentamiento provocaría explosiones mucho más violentas que los accidentes nucleares de Chernobyl o Fukushima y miles de kilómetros cuadrados se contaminarían de forma permanente. La radioactividad provocaría una alteración del planeta y reduciría de manera significativa el número de seres vivos.

Los satélites también caerían sobre la Tierra después de algunos años. Los miles de objetos en órbita que hemos enviado durante años se desintegrarían al entrar en la atmósfera. Los edificios, las estructuras de hierro, también terminarían por derrumbarse debido a la oxidación. Solo algunos monumentos de piedra como las pirámides permanecerían de pie durante cientos de miles de años pero, finalmente, desaparecerían corroídos por el viento y engullidos por la arena.

Este hombre de 65 años es el primero en vivir 11 días en una isla a punto de desaparecer
Leer más
Este hombre de 65 años es el primero en vivir 11 días en una isla a punto de desaparecer

Una naturaleza más fuerte que nosotros

Pero la Tierra es mucho más estable que nosotros. La contaminación radiactiva no será eterna. Los animales y las plantas repoblarán los espacios. La vegetación recubrirá las zonas asfaltadas en tan sólo 25 años. La fauna volverá a las ciudades llenándose de herbívoros en primer lugar y, más tarde, de carnívoros.

Para el planeta, la contaminación humana desaparecerá. El aire se limpiará en unos pocos cientos de años. En 50 millones de años, solo los plásticos y el vidrio darán fe de nuestra presencia. Tras 100 millones de años, estos últimos rastros de la especie humana también desaparecerán. Al final, el documental concluye que tras 300 millones de años, ningún rastro de nuestro paso por la Tierra será visible.

Escrito por Ana Blasco
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración