¿Qué ocurre con nuestros cuerpos si morimos en el espacio?

Y si un astronauta muere en el espacio, ¿qué pasa con su cuerpo?

¿Qué ocurre con nuestros cuerpos si morimos en el espacio?
Leer más
Leer más

¿Cómo sería morir en el espacio? Por supuesto, a menos que seas el nieto de Elon Musk o un futuro Thomas Pesquet, es poco probable que te ocurra. Pero si un astronauta en una misión fuera de la ISS muere, ¿qué pasaría con su cuerpo?

Una gravedad que cambia el juego

Las condiciones de vida en el espacio son muy diferentes a las de la Tierra. Dormir, comer, moverse, o incluso tener sexo, no tienen el mismo sabor. Como ya han contado muchos astronautas, el cuerpo se enfrenta a grandes cambios. Y si la vida humana se transforma, ¿qué pasa con la muerte?

En la Tierra, la sangre deja de circular cuando morimos, por efecto de la gravedad. Así, se acumula gradualmente en las partes declinantes del cadáver: este fenómeno se denomina livor mortis. Pero en el espacio, donde no hay gravedad, la sangre permanecería distribuida uniformemente en los vasos sanguíneos.

Después del 'livor mortis' viene el 'rigor mortis'. Y como su nombre indica, este es el proceso durante el cual el cadáver se vuelve rígido. Según el antropólogo y biólogo estadounidense Tim Thompson, también tiene lugar en el espacio. Las dos proteínas de las fibras musculares que provocan la rigidez (actina y miosina) siguen estando presentes dentro de la envoltura del cuerpo.

¿Una momia flotante en el espacio?

Se trata más bien del siguiente paso que se complica en el espacio: la descomposición. Los terrícolas tenemos la suerte de contar con bacterias en nuestro sistema digestivo que se alimentan de nuestros tejidos blandos internos, haciendo un maravilloso trabajo de "reciclaje" de la materia orgánica.

El problema es que estas bacterias necesitan oxígeno, y el cuerpo sólo contiene una cantidad muy limitada. Una vez agotadas las reservas de oxígeno, estas bacterias no sobrevivirían, dejando el cuerpo casi intacto. Así, podríamos parecernos a una especie de cosmonauta momificado, flotando en el infinito. Extraño, pero poético, ¿no? Sin embargo, no lo son tanto las quemaduras que las bajísimas temperaturas provocarían en nuestro cadáver espacial.

En cualquier caso, si la humanidad nunca ha visto un cadáver espacial, según Tim Thompson, es una apuesta segura que nuestro cuerpo conservaría una forma humana, indefinidamente. No hay garantía de que conserve su forma si choca con un objeto celeste.

¿Qué ocurre con mis vacaciones si estoy de ERTE? ¿Qué ocurre con mis vacaciones si estoy de ERTE?