¿Por qué nos entran ganas de dormir después de comer mucho?

¿Por qué nos entran ganas de dormir después de comer mucho?

Todo el mundo ha experimentado alguna vez esta sensación: tras un gran festín, comenzamos a sentirnos cansados, e incluso nos tienta la idea de echarnos una siestecilla. Pero, ¿por qué nos pasa esto?

La Navidad ya está aquí, y quien dice Navidad dice atracones de comida. Y aunque mucho de nosotros sentimos cada año la tentación de desabrocharnos el botón para estar más a gusto, hay otra sensación de la que es aún más difícil escapar: el gran cansancio que sentimos después de comer y que hace que nos planteemos echar una siestecilla. Pero, ¿por qué da sueño comer mucho?

Leer más
Con el fin de luchar contra la seguía, Los Ángeles ha encontrado una curiosa solución

La respuesta se esconde, evidentemente, en nuestro organismo, concretamente en las reacciones que se producen por el simple hecho de alimentarse. Para comprender este fenómeno, hay que recordar primero el proceso de la digestión. Cuando ingerimos alimentos, estos entran en el sistema digestivo (estómago e intestino), donde se transforman para extraer de ellos los nutrientes que el organismo puede absorber. 

Entre estos nutrientes se encuentra la glucosa, la cual pasa a la sangre, provocando una subida de la glucemia (concentración de azúcar en la sangre). Para regular este aumento y favorecer la absorción de la glucosa, el organismo desencadena la liberación de diferentes hormonas como la insulina. Pero esta hormona no actúa sola, normalmente recurre a los aminoácidos procedentes de la digestión de las proteínas.

Peris Martínez Irene
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración