Nueva polémica en Burger King: los empleados denuncian que trabajan a 65 grados

Antes de los riders y sus condiciones leoninas, era vox populi que las condiciones laborales de las cadenas fast food eran abusivas; y lo siguen siendo, al menos en Burger King según una empleada.

Nueva polémica en Burger King: los empleados denuncian que trabajan a 65 grados
Leer más
Leer más

Si conoces a alguien que ha trabajado para las cadenas de comida rápida, seguro que te ha contado alguna anécdota de cómo hacen los menús o las condiciones en las que trabajan. Antes incluso de la aparición de los riders, el foco en la precariedad se centraba en los repartidores en moto.

La mayoría de ellos ponen su propia moto, y tienen que cometer movimientos de riesgo para cumplir con los tiempos de entrega. Pero, dentro de los locales, las condiciones tampoco son para tirar cohetes.

Recientemente ha saltado de nuevo a las primeras planas Burger King. Una de las empleadas mostró en redes sociales cómo en plena ola de calor, les tuvieron trabajando en las cocinas con temperaturas de más de 45 grados.

En algunos momentos incluso llegaron a los 65 grados, una situación en la que, por suerte, no hubo de lamentar males mayores, pero que pone en evidencia que hay otras precariedades laborales que atajar.

Muchas de las cuales ni siquiera son visibles salvo cuando un empleado las filtra. Y eso a riesgo de ser identificado con lo que supone para su futuro en la compañía correspondiente.

Todo ocurrió en el local sito en el centro comercial de Jerez de la Frontera, Luz Shopping. Al parecer, según relata la afectada, el aire acondicionado se había estropeado y nadie de la gerencia de la franquicia ni de la marca movió un dedo por arreglarlo antes de que llegaran las olas de calor.

“Estoy trabajando en el Burger King de Luz Shopping, estos son los grados que tenemos dentro y en la cocina, llevamos sin aire todo el verano. No paramos de quejarnos y de suplicar que por favor vengan a arreglar el aire”, comienza la joven su relato.

”La única manera de que nos lo arreglen rápido es con un parte médico. O sea, que para que vengan a arreglar el aire necesitan que alguno de nosotros se desmaye por un golpe de calor. No les vale que la mayoría de nosotros en casi todos los turnos que hacemos salgamos con la tensión baja y sin fuerzas”, lamenta.

No parece ser un caso aislado. Otros trabajadores también han compartido su experiencia.

La salud mental empeora en España: así es la situación actual La salud mental empeora en España: así es la situación actual