Nomofobia, una adicción a los smartphones que también tiene graves consecuencias en nuestro sueño
Nomofobia, una adicción a los smartphones que también tiene graves consecuencias en nuestro sueño
Nomofobia, una adicción a los smartphones que también tiene graves consecuencias en nuestro sueño
Leer más

Nomofobia, una adicción a los smartphones que también tiene graves consecuencias en nuestro sueño

Escrito por Irene M.F.

Mucha gente comienza automáticamente su día consultando su teléfono móvil... y lo termina de la misma manera. Estos actos autómatas están lejos de ser beneficiosos para nuestro sueño y, por tanto, para nuestra salud.

El 34 % de los franceses sentiría ansiedad por la batería del teléfono descargada, según una encuesta de Opinionway, realizada para la marca de teléfonos inteligentes Oppo y publicada por Le Parisien este 1 de marzo de 2021. Miedo a perder un mensaje de texto/llamada importante -también conocido como síndrome FOMO (Fear Of Missing Out)- no tener un GPS y perderse... Sean cuales sean las razones, estas preocupaciones crean, especialmente entre las generaciones más jóvenes, una adicción a los smartphones que no está exenta de consecuencias.

En efecto, lo que se denomina más generalmente "nomofobia" y que se caracteriza por una ansiedad desmesurada ante la idea de verse privado del teléfono móvil, conduce especialmente a usos que pueden llegar a ser problemáticos: adicción, comportamientos de riesgo, prácticas prohibidas. Un nuevo estudio, publicado en la revista Psychiatry el 2 de marzo de 2021, un día después de la encuesta, también revela que esta herramienta manual, por muy práctica que sea, tiene un fuerte impacto en la calidad del sueño de sus usuarios.

Los nomofóbicos, afectados por los trastornos del sueño

Para llegar a esta conclusión, los investigadores evaluaron los hábitos de 1043 estudiantesdel King's College de Londres (Inglaterra), de entre 18 y 30 años. Rellenaron dos cuestionarios, uno sobre el uso de su smartphone y otro sobre la calidad de sus noches. En total, casi el 40 % de los participantes se consideraron "dependientes" de su dispositivo. Datos que, según los autores del estudio, coinciden con la prevalencia entre los adultos jóvenesestimada por otras investigaciones, entre el 30 y el 45 %.

Sin embargo, resultó que los estudiantes que utilizaban el móvil de forma intensiva también decían dormir mal. Estas observaciones corroboran, una vez más, estudios anteriores que mostraban que el uso excesivo de los teléfonos inteligentes por la noche se asociaba a trastornos del sueño, como la dificultad para conciliar el sueño, el acortamiento de las noches y la fatiga crónica. En particular, la exposición a la luz azul cerca de la hora de acostarse alteró el ritmo circadiano, el reloj natural del cuerpo para dormir.

Soluciones para "soltar" el smartphone

Por el momento, la adicción al teléfono móvil "no está reconocida por ninguna organización mundial de la salud y no es un trastorno psiquiátrico", recuerda sin embargo al medio CNN Andrew Przybylski, profesor asociado de la Universidad de Oxford (Inglaterra). Pero si le resulta difícil prescindir de su amado smartphone, los expertos aún tienen consejos para ayudar a desprenderse del teléfono, con el fin de liberar algo de tiempo libre o pasar momentos más agradables en los brazos de Morfeo:

· No utilices tu smartphone/ordenador/tableta al menos una hora antes de acostarte: la regla de oro que todo el mundo conoce, pero que pocos aplican realmente;

· Opta por un despertador clásico, para que puedas apagar tus dispositivos por la noche y no tengas la tentación de consultarlos en la oscuridad, en caso de un despertar nocturno;

· Cambia la pantalla al modo "escala de grises" (blanco y negro), para que sea menos atractiva que en color;

· Planifica momentos en los que su teléfono esté completamente desactivado, como durante las comidas, reuniones o encuentros familiares;

· Elimina las aplicaciones móviles como las redes sociales y desactiva las notificaciones, que podrás consultar (con menos frecuencia) directamente desde tu ordenador / cuando quieras;

· Sustituye los momentos en los que lo utilizas mecánicamente por otras actividades que te gusten, como la meditación, la actividad manual o la interacción social.


Además
Sin conexión
Verifique su configuración