México: se ha formado un enorme abismo en el suelo que sigue creciendo

La cavidad, de 18 metros de profundidad, se formó el sábado 29 de mayo y no ha dejado de crecer desde entonces.

México: se ha formado un enorme abismo en el suelo que sigue creciendo
Leer más
Leer más

Las autoridades locales aún no han conseguido determinar con certeza el origen del fenómeno. En la ciudad mexicana de Santa María Zacatepec, situada a poco más de 100 km de la capital, Ciudad de México, se formó el sábado 29 de mayo un enorme agujero de aproximadamente 18 metros de profundidad lleno de agua subterránea, que no ha dejado de crecer desde entonces.

Originalmente medía 5 metros de diámetro, primero creció a 30 metros en las primeras 24 horas, luego a 60 metros el lunes y a unos 80 metros el martes, informa el medio local El Sol de México.

Varias vías en estudio

Ante la progresión de esta sima, las autoridades pidieron a la población que no se acercara a ella. Se realizó una evacuación preventiva de una casa situada cada vez más cerca de la cavidad y Protección Civil de México estableció un perímetro de seguridad en el lugar.

Los residentes declararon al New York Post que descubrieron el socavóntras escuchar un sonido atronador alrededor de las 6 de la mañana del sábado. ¿Pero cómo apareció? Algunos lugareños creen recordar que se trata de un lugar en el que se encontraba un "jagüey", un antiguo estanque que acabó siendo rellenado.

Pero las autoridades medioambientales han sugerido la posibilidad de un "reblandecimiento de las tierras de cultivo" derivado de la extracción de acuíferos, un tipo de roca porosa o fisurada que facilita el flujo vertical.

¿Se hará más grande?

El agujero "crecerá hasta que la naturaleza lo decida, cuando el agua deje de ejercer presión", dijo al Sol de México el gobernador del estado de Puebla Miguel Barbosa , donde se encuentra el municipio de Santa María Zacatepec.

En un tuit fechado el jueves 3 de junio, Protección Civil de México indica que la cavidad podría seguir creciendo, pues la tierra, "en contacto directo con el agua pierde su resistencia y se erosiona fácilmente".