Lugares insólitos: Belchite, uno de los pueblos fantasma de España
Lugares insólitos: Belchite, uno de los pueblos fantasma de España
Lugares insólitos: Belchite, uno de los pueblos fantasma de España
Leer más

Lugares insólitos: Belchite, uno de los pueblos fantasma de España

Hay algunos pueblos abandonados en España como consecuencia de la Guerra Civil, la construcción de presas o la despoblación. Aquí te dejamos algunos ejemplos de estos lugares.

En España, hay algunos pueblos abandonados en los que solo han quedado ruinas pero han dejado lugares con mucha historia. Tanto la guerra como la construcción de presas supusieron la aparición de estos pueblos fantasma en España.

El pueblo viejo de Belchite es uno de estos lugares, está situado en Zaragoza y está zona quedó totalmente despoblada como consecuencia de los bombardeos de la Guerra Civil. Del antiguo pueblo solo quedan ruinas que conservan la grandeza de este lugar en el pasado. Justo al lado fue construido el nuevo pueblo de Belchite.

La historia de Belchite

En Belchite tuvo lugar una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil que dejó una media de 5.000 muertos en apenas dos semanas. Después, el franquismo prohibió la reconstrucción del pueblo y ese es uno de los motivos por lo que ha quedado en ruinas.

Cerca de este pueblo, también se encontraba “la pequeña rusia” un campo de concentración en el que se confinaron más de un millar de políticos, quienes levantaron un nuevo pueblo inaugurado en 1954 que tuvo como consecuencia el despoblamiento del pueblo viejo de Belchite.

Esta decisión tampoco vino acompañada de otras medidas para su conservación ya que el pueblo no fue declarado Bien de Interés Cultural hasta el año 2002.

¿Qué se conserva en Belchite?

A día de hoy, en Belchite se conservan algunas viejas ruinas como la iglesia de San Martín de Tous o la Torre del reloj. También este lugar ha sido elegido por los cineastas para rodar algunas películas como El Laberinto del Fauno.

Solo puede visitarse reservando una visita guiada ya que se encuentra cerrado con motivos de su conservación y para evitar actos vandálicos en su patrimonio.

Escrito por Elena Rodríguez

Sin conexión
Verifique su configuración