Limpiar demasiado a menudo podría dañar tu salud
Limpiar demasiado a menudo podría dañar tu salud
Limpiar demasiado a menudo podría dañar tu salud
Leer más

Limpiar demasiado a menudo podría dañar tu salud

Científicos noruegos han publicado los resultados de un estudio que pone de relieve los daños insospechados que causan sustancias que, a primera vista, parecen inofensivas: los productos de limpieza. Parece que, si se utilizan con demasiada frecuencia, pueden tener el mismo efecto sobre la capacidad pulmonar que un consumo regular de tabaco.

"Fumar mata". Ya hace años que esta frase figura en los paquetes de tabaco junto a fotografías o testimonios para dejes el cigarro, cuyos compuestos tóxicos tienen unos efectos nefastos para el organismo y los pulmones, unos daños indiscutibles que, sin embargo, también se encuentran en productos de apariencia menos nociva: los detergentes. Un nuevo estudio que se ha publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine acaba de establecer un vínculo entre la limpieza intensiva y problemas pulmonares.

Es comparable al consumo de un paquete de veinte cigarrillos al día durante veinte años. Tal es la comparación que han hecho los investigadores entre el estado pulmonar de las personas que se dedican a la limpieza y el de los fumadores. Es decir, que la limpieza profesional es tan nociva para los pulmones como el consumo regular y prolongado del tabaco.

Para llegar a esta conclusión, cuanto menos, inesperada, los científicos de la Universidad de Bergen, Noruega, se han basado en los datos de la European Community Respiratory Health Survey, la ECRHS. Un estudio que se ha llevado a cabo entre 1992 y 2012 en más de 6200 personas de toda Europa. Los participantes, de entre 20 y 40 años, han permitido, gracias a las dos décadas de seguimiento de los que se han beneficiado, constituir una de las bases de datos más importantes sobre el estado de la función pulmonar de una parte de la población.

Un deterioro de la capacidad respiratoria femenina

Entre otras características, el estudio se ha centrado especialmente en un criterio: el "Volumen de Espiración Máxima por segundo", o VEMS. Una medida que permite cuantificar el volumen de aire expulsado durante el primer segundo de una exhalación rápida. Y el resultado indica que la cantidad que expulsan las mujeres empleadas para la limpieza disminuye 4 mililitros (m) más cada año con respecto al de las mujeres que no realizan tareas de limpieza.

Incluso en el caso de los que no se dedican a la limpieza de manera profesional, se observa una tendencia similar, con una pérdida anual incrementada en un poco más de 3,5 ml con respecto a las personas poco aficionadas a la limpieza. Otro parámetro que se ha estudiado es la Capacidad Vital Forzada, o CVF, que indica el volumen total de aire que una persona es capaz de expulsar en una exhalación. Y, de nuevo, son los profesionales de la limpieza los más afectados, con una pérdida suplementaria de capacidad respiratoria de más de 7 ml al año.

Casi el doble de las mujeres que se encargan de la limpieza a domicilio, cuyo CVF disminuye en torno a 4 ml más al año que el de aquellas que evitan estas tareas. Y, por último, el asma también parece afectar con más frecuencia a todas las usuarias de productos de limpieza, tanto domésticas como profesionales, con un 13% de afectadas frente a menos del 10% en el caso de las mujeres que no los utilizan.

Escrito por Saray.P

Sin conexión
Verifique su configuración