La isla de la Quemada Grande: un paraíso prohibido, habitado por letales serpientes
La isla de la Quemada Grande: un paraíso prohibido, habitado por letales serpientes
La isla de la Quemada Grande: un paraíso prohibido, habitado por letales serpientes
Leer más
Leer más

La isla de la Quemada Grande: un paraíso prohibido, habitado por letales serpientes

A unos 30 km de São Paulo se encuentra la isla de las Cobras, un lugar prohibido para los humanos, y hogar de una de las serpientes más venenosas del mundo.

LaIsla de la Quemada Grande, también conocida como la Isla de las Cobras es una isla de 43 hectáreas –ubicada a 30 km de São Paulo–, considerada uno de los lugares más peligrosos del mundo.

¿El motivo? Esta isla es el hogar de una de las serpientes más letales del mundo: la Bothrops Insularis, una especie de serpiente endémica que puede medir hasta 70 centímetros de largo de color marrón-amarillento.

Debido a la gran cantidad de serpientes mortales que habitan en la isla y a que este reptil se encuentra en peligro de extinción, el acceso está totalmente prohibido para cualquier persona.

Solo se permite la entrada a científicos acreditados que hayan recibido previamente un permiso especial del gobierno. No obstante, se siguen registrando expediciones de cazadores furtivos, en busca de ejemplares específicos, por los que llegan a cobrar cerca de 30.000 dólares.

De acuerdo con National Geographic, se estima que hace unos 11.000 años, el nivel del mar subió, cortando cualquier contacto entre Ilha de Queimada Grande y el continente. Por esta razón, las serpientes locales desarrollaron la capacidad de ser cinco veces más venenosas que las de tierra firme.

Desde entonces, estas serpientes cazan y se alimentan de aves migratorias de gran tamaño. Como se vieron forzadas a alimentarse de animales más grandes, su veneno naturalmente se hizo más mortal. Se cree que son capaces de derretir la piel de sus víctimas.


Además