Ese "olor a persona mayor" puede ser explicado por la ciencia

Se ha demostrado científicamente que el olor forma parte del proceso natural de envejecimiento.

Ese "olor a persona mayor" puede ser explicado por la ciencia
Leer más
Leer más

Según un estudio publicado en el Journal of Investigative Dermatology, las personas mayores emiten un olor característico de su vejez, denominado coloquialmente 'olor a persona mayor'.

Un olor propio de las personas mayores

Aunque no es lo más agradable que se puede decir de los ancianos, no se puede negar que al entrar en una residencia de ancianos se detecta un olor muy particular. Se trata de una especie de olor a óxido que no huele del todo mal en sí mismo, pero que definitivamente deja una impresión en cuanto se entra en contacto con él.

El estudio explica que las personas producen un compuesto químico llamado 2-nonenal, que es algo que se produce cuando los ácidos grasos omega-7 de la piel se descomponen por oxidación. A medida que se envejece, la piel empieza a producir más de estos ácidos grasos, ya que las defensas antioxidantes naturales del cuerpo se deterioran al pasar los 40 años.

Y la razón por la que este olor se hace aún más evidente en las personas mayores es que este compuesto químico que todos producimos no es soluble en agua, lo que significa que bañarse no necesariamente hará mucha diferencia.

Así pues, cuanto más envejecemos, más ácidos grasos producimos a medida que nuestras defensas naturales disminuyen, y como no son solubles en agua, la higiene personal no influye directamente en este efecto.

¿Hay alguna forma de evitar este olor?

Lo único que debe saber es que esto es completamente normal, como lo es el proceso natural de envejecimiento.Sin embargo, hay algunas cosas que puede hacer para reducir la producción de ácidos grasos.

En general, un estilo de vida más saludable le favorecerá a largo plazo, también se ha demostrado que ayuda a reducir la producción de ácidos grasos del cuerpo. Por lo tanto, hacer ejercicio con regularidad, dormir lo suficiente, llevar una dieta equilibrada y beber mucha agua contribuirá a producir menos de estos ácidos y, en consecuencia, a minimizar los OPS que inevitablemente emitirá.