El ser humano más estúpido cada día según un estudio

Recientes estudios demuestran que el coeficiente intelectual de las zonas primer mundistas ha caído en picado en los últimos años, y no parece que vaya a cambiar. Esto quiere decir que, según datos objetivos, el ser humano es cada día más tonto.

El ser humano más estúpido cada día según un estudio
Leer más
Leer más

Sí, el ser humano es cada día más estúpido, y no es solo una sencilla apreciación personal. Datos objetivos indican que el coeficiente intelectual de los países del primer mundo está cayendo en picado.

Durante casi medio siglo, la inteligencia del ser humano se encontraba en desarrollo, y aumentaba un poco más cada año. A este fenómeno se lo conocía como el “efecto Flynn”, en honor al investigador que dio con este hecho sociológico.

Sin embargo, los últimos estudios indican que la curva de inteligencia ha cambiado de dirección de forma drástica, abandonando su crecimiento sostenido para indicar un grave descenso en la inteligencia media de la humanidad.

¿Por qué somos cada vez más tontos?

Entre los diversos factores que se han analizado hay algunos que ya han sido descartados, por suerte.

Algunos investigadores apuntaban que la razón podía ser que las familias con un bajo coeficiente intelectual eran más dadas a tener hijos. Otros, que la inmigración masiva provocaba la mezcla con personas que provenía de sociedades menos desarrolladas.

Sin embargo estos factores han sido descartados, no solo por rozar el clasismo y el racismo, sino porque no concuerdan con los datos aportados por el estudio. En este podemos observar que incluso aquellos hijos de padres con un alto coeficiente intelectual, tienen una inteligencia más limitada que las de sus progenitores.

Por tanto la culpa solo pueden tenerla factores que afectan a toda la sociedad por igual.

Las investigaciones más avanzadas apuntan que una de una de las posibles causas sería el calentamiento global, que produce que los alimentos tengan menos nutrientes, provocando así el descenso del coeficiente intelectual de las nuevas generaciones.

Otra de las razones apunta a que utilizamos menos la inteligencia, dado que los trabajos son cada vez más sencillos de realizar gracias a la tecnología.

Sea como sea, ya es un hecho: la humanidad se vuelve cada día más tonta.