El peligrosísimo remedio del MMS. Una sustancia que promete curar el coronavirus, pero resulta ser altamente tóxica
El peligrosísimo remedio del MMS. Una sustancia que promete curar el coronavirus, pero resulta ser altamente tóxica
El peligrosísimo remedio del MMS. Una sustancia que promete curar el coronavirus, pero resulta ser altamente tóxica
Leer más

El peligrosísimo remedio del MMS. Una sustancia que promete curar el coronavirus, pero resulta ser altamente tóxica

El MMS ha sido denunciado anteriormente por varios especialistas. Esta sustancia promete curar el coronavirus, además del cáncer y el SIDA. Los expertos advierten sobre los peligrosos efectos de ingerir esta sustancia, que puede llegar a ser letal.

El MMS o «Miracle Mineral Solution»; es una solución, que según los pseudocientíficos y los curanderos que lo recomiendan puede curar el COVID-19, además del cáncer, el autismo, la malaria e incluso el SIDA.

Nada más lejos de la realidad. No hay ni un solo estudio científico que apoye su uso en estas u otras enfermedades. Esta solución es en realidad una potente sustancia química que se transforma en lejía industrial cuando se mezcla con un ácido, como los del estómago. Es en definitiva, una sustancia altamente tóxica y peligrosa.

El MMS se comercializa especialmente a través de internet. Tanto Europa como Canadá, Australia, EE.UU y otros países han denunciado en múltiples ocasiones su peligrosidad.

getty

Es una solución de 28 % de clorito sódico en agua destilada. Es una sustancia muy oxidante con base en cloro. Esta sustancia química es una lejía muy utilizada en la industria: se usa para blanquear la pasta de papel, para blanquear fibras textiles y para desinfectar.

Según la Agencia norteamericana de Protección Ambiental, la exposición crónica a pequeñas dosis de dióxido de cloro genera un deterioro en el sistema reproductivo y daños en el desarrollo neurológico.

El MMS es ilegal en España desde 2010. Además el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social interpuso una denuncia ante la Fiscalía general del Estado en octubre de 2018 contra aquel que lo promoviera con fines curativos o sanitarios. Su venta solo está permitida como desinfectante.

Escrito por Saray.P

Sin conexión
Verifique su configuración