El frente polar llega a España, la predicción de esta semana

Las temperaturas descenderán unos 5 y 10 grados por debajo de lo normal en esta época otoñal.

El frente polar llega a España, la predicción de esta semana
Leer más
Leer más

Amplias zonas de España sufrirán esta semana un descenso importante de las temperaturas, debido a la entrada de una masa de aire polar. Esto podría dar lugar a niveles inferiores a cinco y diez grados más fríos de lo que es habitual en esta época del año.

Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET, ha declarado que:

"nos encontraremos entre un anticiclón atlántico y una zona de bajas presiones situada en el oeste de Europa, entre los que se creará un corredor de vientos del norte que desplazará una masa de aire polar hacia nuestras latitudes".

En declaraciones recogidas por Servimedia, Rubén señaló que se trata de

"una masa de aire muy fría que provocará un progresivo y acusado descenso térmico. Será, por tanto, una primera semana de noviembre más fría de lo habitual en todo el país, con heladas nocturnas y temperaturas entre cinco y 10 grados menos de lo normal en amplias zonas de nuestro territorio, especialmente en el interior de la península".

Para el miércoles 3, la AEMET prevé que las lluvias continúen en el extremo norte, donde serán localmente fuertes, persistentes y acompañadas de tormenta. El paso de otro sistema frontal generará lluvias en el centro e interior de la mitad oriental de la península. En Cataluña y Baleares habrá chubascos, sobre todo por la tarde.

El jueves 4, el anticiclón continuará el flujo de vientos fríos del norte, lo que aportará abundante nubosidad al norte de Galicia, las comunidades cantábricas y los Pirineos, donde habrá precipitaciones y nevadas localmente persistentes por encima de los 1.000 metros.

El viernes 5 será similar al jueves, con temperaturas gélidas al amanecer en la Meseta Norte y páramos de la zona central, así como en zonas de montaña. Habrá lluvias en el extremo norte, siendo más abundantes en el centro de Cantabria. Lo mismo ocurrirá en Baleares, zonas costeras de la Comunidad Valenciana y otros puntos del sureste peninsular, que localmente podrían ser fuertes o persistentes.

"Esto es consecuencia de la llegada al área mediterránea de una vaguada, una especie de lengua de aire frío en las capas altas de la atmósfera", explicó Del Campo.