El extremo de chocolate de los conos de helado es peligroso para tu salud
El extremo de chocolate de los conos de helado es peligroso para tu salud
El extremo de chocolate de los conos de helado es peligroso para tu salud
Leer más

El extremo de chocolate de los conos de helado es peligroso para tu salud

No queremos estropear tu verano… pero el extremo de chocolate de los conos de helado no quiere que te diviertas...

¿Para qué engañarnos? El extremo chocolateado del cono es realmente la mejor parte de un cucurucho de helado. No podemos explicarlo, pero su textura, su sabor, su lado fundido y fresco al mismo tiempo, es realmente el clímax del postre. Y sin embargo... esta pequeña dulzura está desafortunadamente lejos de ser algo bueno para tu cuerpo.

Sólidos y líquidos

El químico Bert Weckhuysen de la Universidad de Utrecht (Holanda) revela las fechorías de esta pieza aparentemente inocente. Como explica el científico en una conferencia disponible en holandés en YouTube, hay dos tipos de ácidos grasos: saturados e insaturados.

Los primeros, que tienen cadenas moleculares rectas, son sólidos a temperatura ambiente (como la mantequilla, por ejemplo). Sin embargo, cuando se consumen en grandes cantidades, son malas para la salud. En particular, se cree que aumentan el nivel de colesterol malo en la sangre. Por el contrario, las cadenas moleculares de los ácidos grasos insaturados se forman "curvas" y son líquidas a temperatura ambiente (como el aceite de oliva).

Un cambio en los industriales

Y aquí es donde reside la guinda del pastel. Para asegurarse de que el pequeño trozo del fondo del cono no se derrita antes de llegar a él, los fabricantes de helados utilizan un proceso llamado hidrogenación. Científicamente, esto implica añadir una molécula de hidrógeno a otro compuesto, en este caso el chocolate. De esta manera, las grasas insaturadas pueden ser convertidas en grasas sólidas.

Pero a través de este proceso, el pequeño trozo de placer al final de tu postre se convierte en un enemigo de tu figura, tu colesterol y tus arterias. Dicho esto, el helado que ya has probado antes de llegar allí ya es rico en azúcares y conservantes. Al final, la clave es consumirlo con moderación.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración