¿Cuáles son los idiomas más difíciles de aprender para los anglófonos?

El Instituto del Servicio Exterior de Estados Unidos (FSI) ha clasificado los idiomas por grados de dificultad para los angloparlantes. Te mostramos cuáles son los más difíciles, a continuación.

¿Cuáles son los idiomas más difíciles de aprender para los anglófonos?
Leer más
Leer más

Húngaro y Ruso (1.100 horas)

Si te gustan los desafíos, prueba el húngaro, un idioma que se ha ganado la reputación de ser el «más difícil de Europa». Se denota posesión (mi jardín, tu jardín, su jardín, etc.) poniendo terminaciones verbales al sustantivo jardín.

Por otra parte, el ruso es uno de los idiomas más difíciles de dominar, hasta el punto de que incluso muchos rusos lo hablan incorrectamente. Sin embargo, la gran ventaja es que, una vez lo dominas, puedes entender otras lenguas eslavas como el checo, el polaco o el búlgaro.

Árabe (2.200)

La dirección de la lectura y la escritura cursiva, que puede o no incluir vocales, son los dos principales obstáculos para los estudiantes. El árabe clásico, la lengua del Corán, hará que te entiendan en todas partes, al contrario que el árabe coloquial.

Algunas de las curiosidades de este idioma es que tiene 11 palabras para referirse al amor, cinco grados de palabrotas y cerca de 100 palabras para describir un camello.

Japonés (2.200)

Un idioma extremadamente desafiante que utiliza caracteres chinos importados (kanji) desvinculados de su significado original, así como dos silabarios: el hiragana y el katakana (hay que aprender cuándo usar cada uno).

Cantonés / mandarín (2.200 horas, cada uno)

Cada dialecto chino es, en realidad, otro idioma. Pero, el mandarín (putonghua en chino, que significa lengua común) se considera la lengua oficial de la China moderna. Es considerado uno de los idiomas más difíciles del mundo.

¿Cuál es la mejor postura para dormir? Aprende a descansar ¿Cuál es la mejor postura para dormir? Aprende a descansar