Científicos descubren la primera bacteria que se alimenta de metal
Científicos descubren la primera bacteria que se alimenta de metal
Leer más

Científicos descubren la primera bacteria que se alimenta de metal

Científicos del Instituto de Tecnología de California (Caltech) han descubierto accidentalmente una bacteria que come metales. Se cree que existe desde hace más de un siglo, pero su existencia no se había demostrado hasta ahora.

El microbiólogo Jared Leadbeater había dejado cristalería en su fregadero durante meses. Cuando regresó a su oficina descubrió que un compuesto de carbonato de manganeso de color crema (MnCO3), que recubría dicha cristalería, se había oscurecido. Había perdido algunos de sus electrones.

Al examinar el manganeso, encontró accidentalmente los pequeños microbios. Se trataba de bacterias autótrofas, es decir, producen su propio alimento utilizando una fuente de energía.

Un ejemplo de esto son las plantas, que durante la fotosíntesis usan la luz solar para convertir el CO2 y el agua en azúcares y oxígeno. En este caso, las bacterias utilizaban la energía de los electrones de manganeso para transformar el CO2 en carbono utilizable.

Si bien es cierto que los científicos ya teorizaban sobre si había bacterias capaces de oxidar el manganeso o quitarle la electrónica, no existían datos que demostrara la existencia de estos microscópicos organismos.

Al parecer, el recubrimiento negro encontrado en la cristalería era manganeso oxidado, generado mediante quimiosíntesis, por bacterias que probablemente provenían del agua del grifo.

«Son las primeras bacterias que utilizan manganeso como fuente de combustible», comenta Leadbeater. «Un aspecto maravilloso de los microbios es que pueden metabolizar materiales aparentemente improbables, como metales, produciendo energía útil para la célula». Un hallazgo de lo más interesante que, sin duda, representa una nueva ventana para la comunidad científica.

Escrito por Saray.P

Sin conexión
Verifique su configuración