Así es la piscina que los astronautas utilizan para entrenar su flotabilidad

La propietaria de la cuenta @bigdrillenergy ha compartido con los millones de usuarios que utilizan TikTok imágenes impresionantes de la gran piscina que los astronautas utilizan para entrenar la flotabilidad cero, que se encuentra en Texas.

Así es la piscina que los astronautas utilizan para entrenar su flotabilidad
Leer más
Leer más

La piscina de la NASA se ha hecho viral en TikTok, y no, sus astronautas no la utilizan para relajarse tras una larga misión espacial, sino para entrenar la flotabilidad cero. Aunque en realidad no es la piscina de la agencia espacial, si no del NBL (Neutral Buoyancy Laboratory), y se encuentra en Texas.

Durante las misiones especiales, en ocasiones, los astronautas deben abandonar la estación espacial o la nave para realizar reparaciones o modificaciones a la misma. Deben hacerlas en gravedad cero, y en la tierra esta sensación es difícil de reproducir para que puedan entrenar.

Es por eso que utilizan una gran piscina de 23,5 millones de litros de capacidad para entrenar las operaciones en flotabilidad cero, ya que la sensación de flotar en el agua es la más parecida que se puede emular en la tierra durante largos periodos de tiempo.

Pero, ¿cómo son estos entrenamientos?

Paseos espaciales… Bajo el agua

Los famosos paseos espaciales son operaciones de hasta 6 horas de trabajo en el exterior de una estación espacial, en la que los astronautas deben manejar piezas delicadas mientras flotan en gravedad 0 y llevan sus trajes espaciales.

Esto trajes les protegen, pero también dificultan su trabajo.

Por ello, antes de salir al espacio, los astronautas deben entrenar más de 100 horas bajo el agua de esta enorme piscina. Bajo el agua hay réplicas de naves y estaciones espaciales.

Los participantes de los entrenamientos deben sumergirse con sus trajes de astronautas, y simular actividades que podrían tener que realizar en gravedad cero.

Sin embargo, aunque bajo el agua puede imitarse la sensación de flotar, los practicantes siguen sintiendo la gravedad. Es por eso que en su entrenamiento también se incluyen vuelos en caída libre, que ayudan a los astronautas a preparar su cuerpo para la gravedad cero.