Así es cómo puedes evitar intoxicarte por comer pescado o marisco
Así es cómo puedes evitar intoxicarte por comer pescado o marisco
Así es cómo puedes evitar intoxicarte por comer pescado o marisco
Leer más

Así es cómo puedes evitar intoxicarte por comer pescado o marisco

Escrito por Saray.P

El anisakis, el gusano ancho y los enterovirus son algunos de los causantes de las intoxicaciones más frecuentes por consumir pescados o moluscos en mal estado, parasitados o mal cocinados.

La mayoría de intoxicaciones por comer mariscos en mal estado o mal cocido, se debe al alto poder infectivo de los enterovirus. Estos, sobreviven largo tiempo en moluscos refrigerados y congelados. Para eliminarlos, se recomienda hervir bien el marisco antes de consumirlo.

La intoxicación por histamina es una de las más comunes en Europa, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). La mala conservación, y por consiguiente, una posible degradación de los pescados provoca la aparición de histaminas, acumuladas en los lomos.

Otra posible intoxicación es la del veneno del fugu, convirtiéndolo en el pescado más letal de todos. Solo puede consumirse si un profesional acreditado lo corta correctamente, un solo fallo podría provocar la muerte de quien lo consuma.

Muchas veces las intoxicaciones vienen de la mano de ciertos parásitos, como el gusano ancho. Se encuentra en crustáceos copépodos y peces de agua dulce que han ingerido copépodos infectados.

pinterest

La transmisión ocurre al consumir el pescado fresco o crudo, provocando diarrea. En los casos más extremos, el gusano puede medir hasta 10 metros en el intestino.

Por último, el famoso Anisakis. Otro parásito que puede encontrarse en el pescado y en cefalópodos como el calamar o el pulpo. Provoca alteraciones digestivas y reacciones alérgicas que, en ocasiones, pueden ser graves, al comer pescado o cefalópodos parasitados crudos o sometidos a preparaciones que no matan al parásito


Además
Sin conexión
Verifique su configuración