4 palabras que cambiaron la historia del matrimonio

En 1947, la redactora y escritora Frances Gerety creó lo que se ha considerado el “Mejor eslogan del siglo XX”. Las cuatro palabras que lo componían cambiaron la forma en la que el mundo entendía el matrimonio.

4 palabras que cambiaron la historia del matrimonio
Leer más
Leer más

Frances Gerety nació en 1916, en Filadelfia. Su gran sueño era escribir la gran novela americana. En cierta forma, lo consiguió, ya que reinventó el concepto del compromiso. Y es que esta mujer fue la encargada de introducir el diamante como elemento imprescindible en la ceremonia matrimonial.

A finales de la década de 1930, la corporación De Beers acudió a N.W. Ayer, la agencia de publicidad más prominente de EE.UU. en ese entonces, porque tenían un problema: las mujeres en Estados Unidos por un tiempo no habían estado interesadas en usar anillos de diamantes

Contaba J. Courtney Sullivan, autora de la novela “Tiempo de promesas”, en una entrevista con la BBC.

No hay realmente un valor intrínseco a un diamante, y tenían que convencer a las mujeres (aunque, en realidad, aún más a los hombres) de que el diamante era lo que legitimaba el compromiso en sí.

Solo cuatro palabras

Para crear la tradición moderna del compromiso e introducir el diamante como elemento imprescindible, France Gerety solo necesitó cuatro palabras: A diamond is forever

En castellano: Un diamante es para siempre.

La frase era gramaticalmente incorrecta, y la redactora la había escrito hacía tan solo unas horas cuando la presentó ante la corporación De Beers.

Ella era un poco procrastinadora, así que se acostó a dormir y se le olvidó que se suponía que debía escribir el lema de un anuncio. Así que se despertó a las 3:00 a.m. y garabateó algo en un pedazo de papel

Pese a que el lema no les gustó, por la falta de tiempo se vieron obligados a usarlo. Con la ayuda de la pionera del marketing Dorothy Dignam, la campaña de “A diamong is forever” hizo mella en la cultura occidental.

La campaña fue un éxito. El enfoque de France Gerety y esas cuatro palabras conseguían representar que el diamante no era solo un trozo de carbón. Era un símbolo de unión, compromiso eterno, y estatus. Todo al mismo tiempo.

Después de solo dos años del lanzamiento de la campaña, la venta de diamantes en Estados Unidos aumentó en un 55%

En 1999, dos semanas antes de que Gerety falleciera a la edad de 83 años, la revista Ad Age declaró su lema, “A diamond is forever”, como el “Mejor Eslogan del Siglo XX”.