11 de septiembre: dos nuevas víctimas identificadas 20 años después de los atentados

El martes 8 de septiembre, el médico forense jefe de la ciudad de Nueva York anunció que dos víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 han sido identificadas, 20 años después de su muerte.

11 de septiembre: dos nuevas víctimas identificadas 20 años después de los atentados
Leer más
Leer más

Dos décadas después del 11-S, no se conocen oficialmente los nombres de todas las personas que murieron en el atentado más mortífero de la historia. Pero gracias a los avances científicos en la secuenciación del ADN, la ciudad de Nueva York ha podido identificar formalmente a otras dos víctimas de la tragedia.

Secuenciación del ADN

El 11 de septiembre de 2001, dos aviones colisionaron con las Torres Gemelas en un atentado que cambió para siempre la historia de Estados Unidos.

Veinte años más tarde, y después de que Nueva York haya retirado los escombros del World Trade Center y construido un monumento en el lugar de las dos torres, se sabe con relativa precisión quiénes perecieron en el atentado. Sin embargo, no todos los nombres de las víctimas han sido identificados oficialmente por un forense y la identificación de los restos se hace de forma fragmentaria.

Gracias a la tecnología de secuenciación del ADN, la doctora Barbara A. Sampson, jefa de los médicos forenses de la ciudad de Nueva York, anunció que había identificado formalmente a las víctimas número 1646 y 1647 de los atentados.

Torres gemelas getty

Una promesa a las familias

La primera víctima identificada fue una mujer llamada Dorothy Morgan que vivía en Hempstead. La identidad de la segunda víctima se ha mantenido en secreto a petición de su familia.

En una declaración, la Dra. Barbara A. Sampson dijo: "Hace veinte años, prometimos a las familias de las víctimas de los atentados del World Trade Center que haríamos todo lo posible para identificar a sus seres queridos, y con estas dos nuevas identificaciones, seguimos cumpliendo nuestra sagrada obligación."

2753 personas perdieron la vida en los atentados y, hasta la fecha, el 40% de las víctimas no han sido formalmente identificadas.